España logra una demanda récord al ofrecer tipos altos por bonos a 10 años

Guindos celebra que es un signo de la recuperación de la confianza en España El Estado vuelve a emitir letras por debajo del 1% de interés un año después El instituto emisor cerrará enero con 27.000 millones colocados

EL PAÍS LIVE (overonaelpais)

El Tesoro ha exprimido el buen momento que atraviesan los mercados al emitir deuda por valor de 27.000 millones en enero, la segunda cifra mensual más alta desde el inicio de la crisis del euro hace ya más de tres años. Además, el colofón que ha puesto al mes ha sido de traca. Obligado por el exigente calendario de financiación que afronta en 2013, el instituto emisor pisó ayer el acelerador con una subasta sindicada en la que colocó de un golpe 7.000 millones de euros a 10 años. Sin embargo, por encima de la cifra de dinero adjudicado, lo que más llamó la atención fue la alta demanda que obtuvo con 22.700 millones, lo que supone un récord para el organismo dependiente del Ministerio de Economía Sin embargo, para lograr ese récord el Tesoro ofreció una rentabilidad muy alta, del 5,4%, muy por encima del interés que se exigía en el mercado secundario en los títulos a ese plazo (5,11%).

“Nunca en la historia del Estado español había habido ni una subasta, ni un sindicado, con tal volumen de demanda”, destacó el ministro de Economía, Luis de Guindos, que aprovechó este hecho para defender que “se han disipado las dudas” sobre el país ante los esfuerzos por reducir el déficit público. Según añadió, “se trata de una indicación clara de la credibilidad de la economía española”. Pero el ministro no hizo referencia a los altos intereses ofrecidos como gancho, que son los que atrajeron una fuerte demanda. De hecho, el tipo de la colocación de ayer equivale a una prima de riesgo de más de unos 383 puntos básicos con el bono alemán, cunado la prima de los bonos en el mercado secundario es de 354 puntos básicos. Los tipos son también muy superiores a los que los inversores han exigido a empresas como Telefónica o Iberdrola por emitir a plazos similares.

La colocación sindicada, que a diferencia de las subastas ordinarias ofrece un interés fijo y está dirigida por un grupo de bancos que son luego los que adjudican los títulos, se cerró a un precio de 365 puntos básicos sobre la tasa de referencia o midswap. Este tipo de operaciones suelen tener más volumen que el resto y también permiten abrir el abanico de inversores que compran deuda pública.

La demanda por las letras ha sido muy alta con cuatro veces más de títulos solicitados

Además de esta emisión, el Estado también colocó ayer 2.700 millones en letras a tres y seis meses y, por primera vez desde el pasado marzo, por debajo del 1% de interés con un tipo marginal —que es el último antes de cerrar la operación— del 0,46% y del 0,92%. También en esta ocasión el número de títulos solicitados superó ampliamente a los ofertados. El origen de la mejora está en que, tal y como recuerdan los analistas, ya no se da el temor a la ruptura del euro que tanto complicó la financiación de España a mediados de 2012. No obstante, aunque la recuperación lograda desde entonces es importante, la mejora se ha estancado. “Los inversores se han dado cuenta de que España estaba muy penalizada, pero para mejorar más es necesario seguir tomando medidas en Europa y que el mercado perciba que siguen los ajustes en España”, afirmó José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citigroup.

Más información

Sobre la firma

Álvaro Romero

Redactor del equipo de Redes Sociales y Desarrollo de Audiencias en EL PAÍS. Es licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción