Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No creceremos mientras no se reactive el mercado de trabajo”

"Va a ser un año complicado para el consumo", sostiene el ejecutivo

Juan Arrizabalaga, director general de Toys 'R' Us Iberia.
Juan Arrizabalaga, director general de Toys 'R' Us Iberia.

La primera campaña navideña sin paga extra para los funcionarios y con una tasa de desempleo del 25% ha representado un gran desafío para el sector juguetero en España. En estas aguas revueltas, Toys R Us Iberia, filial española de la multinacional estadounidense —líder mundial en la distribución de juguetes y productos infantiles—, ha logrado mantener el liderazgo en un sector que perdió un 10% de su volumen de negocio en 2012.

Juan Arrizabalaga, director general de la compañía desde enero de 2009, mira hacia el futuro “con mucha ilusión” en los nuevos proyectos de su empresa y anima a productores y distribuidores de juguetes españoles a “asomarse al mercado internacional”. Arrizabalaga contempla con preocupación la lentitud con la que parte del sector está reaccionando a los nuevos desafíos que la revolución digital y la globalización están planteando a la industria del juguete. “La rapidez es una herramienta que en tiempos de crisis es aún más esencial”, afirma. “En España tenemos mucho miedo a equivocarnos. En la prueba y el error es cuando mejoramos. Cuanto antes nos equivoquemos, mejor, porque antes rectificaremos”.

Pregunta. Toys R Us Iberia concentra el 55% de sus ventas anuales en la campaña navideña. ¿Cuál es el balance de las temporadas 2012/2013?

Respuesta. En un mercado que ha caído un 10%-11%, el dato positivo es que hemos ganado cuota de mercado. Estamos en una mejor posición con relación a nuestros competidores. El año 2012 no ha sido excelente, pero hemos reforzado nuestra posición de liderazgo.

“En 2013 abriremos un nuevo modelo de tiendas en centros urbanos”

P. En el sector juguetero, el 70% de las ventas anuales se concentran entre el 1 de noviembre y el 5 de enero ¿Cómo están tratando de desestacionalizar las ventas?

R. En los 9 o 10 meses previos a la Navidad hemos reforzado las campañas de marketing y en 2013 vamos a inaugurar un nuevo formato de tienda en los centros urbanos para estar más cerca del día a día del consumidor. El objetivo es estar dentro de las ciudades y fuera de la campaña de Navidad.

P. ¿Cuántas tiendas de este tipo abrirá la empresa en 2013?

R. Se están negociando las sedes, pero los planes incluyen cuatro tiendas de proximidad. Nuestras prioridades son Madrid, Barcelona y Bilbao.

“Queremos que en tres años las ventas en Internet sean

el 5%-6% del total”

P. El año pasado, Toys R Us lanzó su línea de ventas en Internet. ¿Cuál ha sido la respuesta de los clientes?

R. Hemos más que duplicado las ventas. Esta nueva línea nos permite estar más cerca de todo el mundo. En tres años queremos que el 5%-6% del total de nuestras ventas sean a través de Internet. Vamos a invertir mucho, tanto en desarrollo técnico como en inversiones publicitarias en la Red, que van a crecer mucho.

P. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una contracción de la economía española del 1,2% en 2013. En este contexto recesivo, ¿qué perspectivas tiene la compañía para el nuevo año?

R. Afrontamos 2013 con mucha ilusión por las razones de las que ya hemos hablado: las tiendas de proximidad e Internet. No obstante, va a ser un año complicado desde el punto de vista del consumo. Para nosotros es clave la creación de empleo neto. Los datos negativos de consumo al por menor de los últimos años están directamente relacionados con el paro. No tenemos expectativas de crecimiento hasta que no se reactive el mercado de trabajo.

P. ¿El círculo vicioso existente entre la falta de consumo y el desempleo impedirá a la compañía aumentar sus contrataciones?

R. No vamos a disminuir el número de contratos que tenemos en España. Preferimos reducir el número de horas por contrato que el número de contratos por dos motivos. En primer lugar, porque socialmente somos responsables de 1.500 empleos permanentes, a los que se suman 1.500 adicionales en la temporada de Navidad. Además, este criterio nos da flexibilidad. Para nosotros es preferible contratar a 1.500 personas por 18 horas a la semana, y aumentar las horas en función de la demanda, que contratar a 1.400 y tener que emplear a 100 personas adicionales.

P. ¿Cómo se puede sortear la caída del poder adquisitivo de los consumidores en los próximos años?

R. Tendremos que reaccionar con nuevas ofertas de productos más baratos. No podemos limitarnos a ponernos una venda en los ojos y cruzarnos de brazos viendo cómo baja el consumo.

P. ¿La innovación y la inversión en desarrollar las ventas en Internet llevarán a Toys R Us Iberia a buscar un perfil de trabajador con mayores niveles de formación?

R. Nosotros buscamos, fundamentalmente, dos cosas en nuestros empleados. Lo esencial es su disposición para establecer una relación personal con los consumidores, porque vivimos de estar en contacto con el público. En este sentido, las cualificaciones no son tan importantes. En segundo lugar, contamos con programas de formación en los que enseñamos a nuestros trabajadores cómo resolver las dudas de nuestros clientes y a familiarizarse con la gama de productos que ofrecemos.

P. ¿A qué desafíos se enfrenta el sector juguetero mundial?

R. En la última década tres procesos han actuado simultáneamente para transformar el sector: la deslocalización, la globalización y la digitalización. El 90% de la producción de juguetes a nivel mundial se realiza en China. De modo que se ha perdido masa de producción localmente, en todos los países no solo en España.

P. ¿En una economía globalizada, qué alternativas tiene la industria juguetera española?

R. Las empresas, tanto españolas como del resto del mundo, han tenido que salir a otros mercados porque los locales se les quedaban pequeños. Las compañías inglesas y francesas han venido a España, reduciendo la cuota de mercado de las empresas nacionales, de modo que las españolas han tenido que salir fuera para no perder sus cuotas de producción.

P. ¿Cómo está afectando a la industria la digitalización?

R. Este último cambio es el que se está desarrollando ahora. Con un click, un consumidor español puede encontrar el juguete que busca en cualquier lugar del mundo. Este proceso, por supuesto, está ocurriendo en todo el mundo. Sin embargo es una de mis preocupaciones. En mi opinión, los fabricantes y distribuidores españoles no están evolucionando de una forma adecuada. La competencia internacional está abordando los cambios en el mercado español más rápido que los fabricantes españoles la transformación del mercado mundial.

P. Usted ha manifestado en reiteradas ocasiones que echa en falta en España una mayor rapidez para reaccionar a las demandas del mercado y una cultura del riesgo.

R. Sin duda. En España tenemos mucho miedo a equivocarnos. Tenemos que preguntar para entender, tenemos que probar para aprender.