Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santander vende su histórica sede en Madrid a Villar Mir por 215 millones

La operación supone para el banco unas plusvalías de 85 millones

El grupo comprador quiere promover un macrocomplejo de viviendas, hoteles y espacio comercial

El complejo del Santander en la plaza de Canalejas de Madrid en 2007
El complejo del Santander en la plaza de Canalejas de Madrid en 2007

Banco Santander ha vendido el conjunto de edificios conocidos como Complejo Canalejas, situado en el centro de Madrid, que albergaba las sedes del grupo, al grupo Villar Mir por 215 millones de euros, una operación que le reportará una plusvalía bruta de aproximadamente de 85 millones de euros, según ha anunciado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La contraprestación total incluye, además del precio de venta, la carga financiera derivada del aplazamiento de pago ofrecido al comprador, calculada a un tipo de interés nominal anual del 5%. Sin incluir la carga financiera, el precio de compraventa es de 198,18 millones de euros.

El Santander seguirá ocupando el complejo por un periodo adicional máximo de cinco meses, sin devengo de renta ni contraprestación.

El Santander seguirá ocupando el complejo por un periodo adicional máximo de cinco meses

De esta forma, el grupo Villar Mir se ha hecho con las sedes históricas del grupo Santander ubicadas en pleno centro de Madrid con el fin de promover un 'macrocomplejo' de viviendas, hoteles y espacio comercial, según confirmaron fuentes del sector.

La corporación de Juan Miguel Villar Mir firmó una opción de compra con el grupo financiero que preside Emilio Botín sobre estos dos inmuebles históricos.

El ejercicio de esta opción quedó condicionado a la consecución por parte del grupo que controla la constructora OHL de todos los permisos necesarios para cerrar la compraventa y ejecutar el desarrollo del complejo, ubicado en pleno corazón de la capital, a escasos metros de la Puerta del Sol.

En la actualidad, a través de la constructora, Villar Mir desarrolla en la Rivera Maya (México) un complejo de ocio y turismo de lujo integrado por cinco hoteles, villas y un campo de golf. De su lado, el Santander cierra con esta operación la desinversión de estos activos inmobiliarios, que ha tenido a la venta en varias ocasiones. El grupo financiero ha protagonizado en los últimos años destacadas operaciones inmobiliarias de desinversión de edificios, y de venta y posterior alquiler de distintas sedes.