Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Samsung acepta ante Hacienda pagar más impuestos en España

La filial española firma un acuerdo para abonar 9,5 millones tras una inspección

Campaña de publicidad de Samsung en el metro de Madrid.
Campaña de publicidad de Samsung en el metro de Madrid.

Hacienda continúa estrechando el cerco contra las multinacionales por los impuestos que declaran en España. Firmas de EE UU como Google, Apple, Yahoo o Facebook se las arreglan para no tributar apenas por los beneficios que logran en el mercado español. Samsung, otra multinacional, en este caso coreana, ha llegado a un acuerdo con Hacienda tras una inspección de la Agencia Tributaria para revisar los precios de transferencia, esto es, los márgenes de beneficio que declara en España. El resultado ha sido el pago de 9,5 millones en un acta firmada en conformidad con la empresa por el impuesto de sociedades de los años 2005 a 2008. La fórmula marca el camino por el que Hacienda puede tratar de obligar a pagar más impuestos en España a otras multinacionales.

Samsung no tiene una planificación fiscal tan agresiva como algunos de sus rivales. La firma tiene en España una filial comercial convencional, Samsung Electronics Iberia. Esa filial compra productos a la matriz y otras sociedades del grupo y los vende a sus clientes facturando en España, a diferencia de Apple o Google, que facturan desde Irlanda el grueso de su negocio en España.

En 2011, por ejemplo, Samsung Electronics Iberia facturó 1.352 millones de euros, mientras que Apple Marketing Iberia declaró solo ingresos de 17,75 millones, el 1% de las ventas reales que generó. Pese a ello, Hacienda abrió una investigación para determinar si los precios de transferencia, lo que paga la filial española por los productos eran correctos.

En 2011 Samsung Iberia facturó 1.352 millones y Apple 17,75 millones

Durante el año pasado, Hacienda finalizó sus actuaciones sobre el Impuesto de Sociedades de 2005 a 2008, y sobre el IVA y el IRPF de 2006 a 2008. La inspección concluyó con la firma de actas en conformidad para el IVA y el IRPF. “Con respecto al impuesto sobre sociedades”, señala el informe anual aprobado por el grupo Samsung, “se ha firmado acta con acuerdo para todos los ejercicios inspeccionados. El acuerdo alcanzado considera que los precios de transferencia acordados por operaciones con el grupo, deben ser incrementados para los ejercicios fiscales 2005, 2007 y 2008. En consecuencia, la inspección ha determinado un incremento de la cuota del impuesto de 7,804 millones de euros, además de los correspondientes intereses financieros por importe de 1,708 millones”.

El acuerdo con Hacienda estableció un abono por parte del grupo de 23,446 millones a la filial española que se ha registrado en las cuentas del año 2011, sin que su impacto contable en ese ejercicio vuelva a generar tributación. Ese ingreso extra explica en parte el fuerte aumento del 242% de los beneficios de la filial española en 2011, hasta 30,91 millones. La facturación cayó un 1%, hasta 1.352 millones, ya que la caída en los electrodomésticos de gama marrón (-36%) y gama blanca (-7%) y de informática (-48%) se vio compensada por la espectacular subida del 66% en telecomunicaciones, gracias al éxito de la gama Galaxy. El segmento ha pasado de suponer el 35% al 59% del negocio de la filial española.

Hacienda también ha levantado actas por derechos de importación por unos cinco millones de euros, contando intereses y sanciones, que Samsung ha recurrido.