Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel propone “dos años más” para que Grecia ajuste sus cuentas

La canciller dice que ampliar las garantías del FEEF en unos 10.000 millones permitiría a Atenas recomprar parte de su pasivo

La canciller alemana, Angela Merkel, en el Bundestag (Parlamento alemán).
La canciller alemana, Angela Merkel, en el Bundestag (Parlamento alemán). AFP

La canciller de Alemania Angela Merkel propone conceder “dos años” más a Grecia para que ponga sus cuentas en orden y vuelva a financiarse en los mercados. En un discurso ante el pleno de la Cámara baja (Bundestag), la canciller ha rechazado ablandar las condiciones de los rescates griegos. Las medidas de austeridad y recorte se acordaron, según ha dicho, “por el bien de la gente” en Grecia y para que “recuperen las riendas” del país. Merkel ha evitado ecplicar cómo se financiarán los miles de millones que costará el aplazamiento de las ayudas a Grecia hasta 2022. Según ha dicho, se decidirá en la reunión en Bruselas de los ministros de Economía y Hacienda de la eurozona, el próximo lunes.

Para alargar el plazo de las reformas griegas, el Gobierno alemán propone aumentar el capital del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), de donde salió el dinero del segundo rescate griego. Según diversas fuentes, Merkel había hablado durante una reunión previa con representantes de su Grupo parlamentario el democristiano de CDU y CSU, de la posibilidad de ingresar 10.000 millones de euros en los fondos. Otra opción que se baraja en Berlín es la reducción de los intereses que Grecia está pagando por los astronómicos préstamos de sus socios europeos y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Alemania rechaza una quita de la deuda griega que afecte a los créditos públicos europeos a Grecia. Insiste, además, en que no se pueden reducir los intereses por debajo de los costos de los créditos concedidos. Según el Frankfurter Allgemeine Zeitung, Merkel habló de combinar la reducción de los intereses que paga Grecia con el aumento del fondo de estabilidad en 10.000 millones de euros.

En su discurso, Merkel ha expresado su reconocimiento al ministro de Hacienda Wolfgang Schäuble, que “está en su escaño gubernamental aunque haya pasado la noche” en las infructuosas negociaciones del Eurogrupo sobre Grecia, interrumpidas a las cinco de la madrugada. También han aplaudido desde los escaños de la oposición. Su líder, el candidato socialdemócrata Peer Steinbrück, había abierto el debate parlamentario con duras críticas al Gobierno, al que ha acusado de estar cosechado los éxitos económicos de Ejecutivos previos. El SPD participó en todos los Gobiernos alemanes entre 1998 y 2009. Merkel, ha dicho, ha tendido “más suerte que criterio” en la navegación de la crisis. Ahora, ha advertido, “se oscurecen las nuves en el horizonte” económico alemán.

En cuanto a los resultados de la cumbre europea sobre los presupuestos que comienza el jueves en Bruselas, Merkel no ha disimulado cierto escepticismo. “En caso de necesidad tendremos que reunirnos otra vez a primeros de 2013”.

Los diputados de la coalición de centro-derecha de Merkel (confromada por los democristianos de CDU/CSU y el liberal FDP) han arropado a la canciller con una larga ronda de aplausos. Se trataba de escenificar la unidad de un Gobierno que, apenas un año antes de las elecciones, ha dado un giro drástico respecto a la posibilidad de ofrecer más ayudas a Grecia.