El déficit español va camino de superar al de Grecia, Portugal e Irlanda

Bruselas reclama a España más ajustes para no ser el país europeo con un mayor déficit

La Comisión Europea echó ayer oficialmente por tierra las previsiones del Gobierno español. Bruselas no se cree los pronósticos de Mariano Rajoy de evolución del producto interior bruto (PIB) ni mucho menos aún que vaya a cumplir los objetivos de déficit. El plan presupuestario bianual presentado por el Gobierno español es para el Ejecutivo comunitario papel mojado. Sin nuevos recortes de gasto o subidas de impuestos, España va camino de convertirse en 2014 en el país con un mayor déficit público de toda Europa, según las previsiones de otoño, publicas ayer por la Comisión. Ante esa situación, el comisario de Economía, Olli Rehn, instó ayer al Gobierno español a presentar nuevas medidas de ajuste.

De momento, con las proyecciones de la Comisión, España se convertiría en el país europeo con un mayor déficit público, por encima de países como Irlanda, Grecia, Chipre y Portugal. Para ese año 2014, las previsiones de la Comisión Europea apuntan a que el déficit público español sea del 6,4%, por encima de Chipre (6%), Irlanda (5%) o Grecia (4,6%). Ya en 2013, la previsión de Bruselas es que el desfase de las cuentas públicas españolas sea el segundo mayor de la zona euro, solo por detrás de Irlanda.

El informe oficial publicado ayer confirma el varapalo al que apuntaba el último borrador con el que trabajaba Bruselas. La economía española caerá en 2013 el 1,4%, el triple de lo que calcula el Gobierno (-0,5%) y la economía solo comenzará a crecer modestamente en 2014. Además, los objetivos de déficit no se cumplirán. Este año, el déficit será del 8%, contando un punto provocado por las ayudas a la banca, frente al objetivo del 6,3%. Pero lo peor llega en los dos próximos años. Bruselas prevé que el déficit se sitúe en el 6% en 2013 y en el 6,4% en 2014, el año en que el Gobierno de Mariano Rajoy se ha comprometido a reducirlo hasta el 2,8%. Aunque las cifras de 2012 y 2013 son idénticas a las que figuraban en el último borrador, las de 2014 son incluso peores.

“Hemos animado a España a concretar pronto sus medidas de consolidación fiscal” para 2014, señaló ayer Rehn en Bruselas, en una comparecencia difundida por Internet, tras subrayar que la previsión para 2014 “se sitúa muy por encima de los objetivos fijados para ese año”. El comisario explicó que esta misma semana le transmitió el mensaje al ministro de Economía español, Luis de Guindos, aprovechando la reunión de ministros del G-20 en México.

Más información
Bruselas prevé que España supere los seis millones de parados
España será el último país europeo en dejar atrás la recesión
Bruselas destroza las previsiones económicas del Gobierno

Con respecto a los años 2012 y 2013, la Comisión está “analizando si España ha tomado medidas eficaces” para reducir el déficit, y matizó que Bruselas no se fijará solo en los objetivos nominales, sino especialmente “en el esfuerzo estructural”. Eso supone que la Comisión podría estar dispuesta a aceptar que España incumpliese la meta de déficit si considera que ha tomado las medidas necesarias, pero es el empeoramiento de la situación económica el que impide cumplir las metas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

En todo caso, la impresión que transmitió Rehn es que todavía no es el momento de revisar los objetivos de reducción del desfase en las cuentas públicas, sino que es mejor esperar a que se conozcan los datos de ejecución presupuestaria de este año, España haya concretado sus nuevos ajustes y se vea más claramente la situación de la economía.

La parte del informe de Bruselas de ayer dedicada a España explica que el repunte del déficit previsto para 2014 se debe sobre todo a que el Gobierno prometió que ese año expiraría la subida del IRPF que el Gobierno de Rajoy bautizó eufemísticamente como “recargo temporal de solidaridad”. Esta misma semana, Rajoy ha empezado a desmarcarse de su promesa diciendo que “le gustaría” cumplirla, pero sin dar por hecho que lo vaya a hacer.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Subdirector de EL PAÍS al frente de la información de economía y empresas. Ha desarrollado su carrera en Cinco Días, diario del que fue director, y en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector de Información y director adjunto. Es licenciado en Derecho, Ciencias Económicas y Ciencias Políticas y máster en Periodismo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS