Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda embarga en plena noche 7.000 euros de la caja de una discoteca de Cádiz

La Agencia Tributaria intensifica el control tributario para perseguir el fraude en locales de ocio y zonas turísticas

El pasado miércoles a las cuatro de la mañana cerca de una docena de agentes de aduanas, policía municipal de Cádiz e inspectores de Hacienda irrumpieron en una de las discotecas más populares de la ciudad andaluza, situada en el Paseo Pascual Pery, una popular zona de ocio nocturno conocida como la Punta de San Felipe y embargaron la caja de esa noche dentro de un plan de Hacienda para cobrar deudas pendientes con el fisco.

Los agentes accedieron a la sala, con capacidad para 3.000 personas, donde se estaba celebrando una fiesta de Halloween y embargaron el contenido de la caja fuerte y la caja registradora por un importe de cerca de 7.000 euros. La sociedad que gestiona el local tiene una deuda con la Agencia Tributaria de más de 120.000 euros, la cantidad mínima a partir de la que se considera que se está incurriendo en un delito fiscal, según admiten fuentes de Hacienda. Además, la sociedad estaba bajo la lupa de los inspectores debido a varias irregularidades tributarias. El pasado viernes este periódico se puso en contacto con la policía municipal de Cádiz para conocer más detalles de la operación pero declinaron aportar más información.

Los agentes, que llevaban petos identificativos, se identificaron y pidieron hablar con el encargado del local. Entonces mostraron la orden dictada por la Administración de la Agencia Tributaria de Cádiz. La operación forma parte de la batería de actuaciones que ha puesto en marcha Hacienda para controlar el fraude fiscal en locales de ocio y zonas turísticas.

La directora general de la Agencia Tributaria, Beatriz Viana, detalló hace dos semanas algunas de las acciones incluidas en el programa especial de la lucha contra la economía sumergida. Entre las medidas del área de recaudación, Hacienda se está personado en conocidos locales de ocio y que incumplen reiteradamente con el fisco para embargar la caja del día en horario de apertura con independencia de que haya clientes. Este es el caso de la discoteca de Cádiz y del Asador Frontón, otro de los locales en los que Hacienda también embargó la caja diaria, la cava de puros y la bodega de vinos.

Además, en este paquete de iniciativas se está procediendo al embargo de vehículos de alta valor histórico y de gran cilindrada ya que la Agencia ha puesto en marcha un nuevo depósito para alojar estos coches.

Por su parte, el área de inspección de la Agencia Tributaria está centrado sus esfuerzos en el sector turístico y ha puesto en marcha planes para reforzar el control de alquileres en zonas turísticas. Los inspectores han consultado los datos del consumo eléctrico para determinar si existen irregularidades en los arrendamientos de apartamentos de veraneo. Además, ha consultado en las páginas webs de la información sobre determinados inmuebles.

Otra de las iniciativas desarrollada por la inspección consiste en la visita a locales comerciales situados en zonas lúdicas como puertos deportivos de ciudades costeras y en zonas de restauración situadas junto a las playas así como los amarres en puertos deportivos. Los inspectores también han realizado comprobaciones en ferias y fiestas de carácter lúdico y comercial. Por ejemplo, ha analizado la existencia de irregularidades en las casetas de la feria de Málaga y Sevilla y en los stands comerciales de Ifema. Se ha acentuado el control en los conciertos y espectáculos públicos para comprobar que las rentas obtenidas por los promotores, intermediarios, artistas y empresas de servicios. También se han verificado la correcta tributación de las discotecas de verano.

Además, la Agencia Tributaria ha realizado visitas masivas en mercadillos fijos para identificar a proveedores de mercancías. Al tiempo, ha puesto en marcha un proceso para controlar la correcta tributación de las actividades extraescolares.

Entre las iniciativas incluidas en el área de Gestión de la Agencia Tributaria destaca el plan especial de control de fundaciones para recabar información sobre los fines sociales y de interés general declarados de entidades que se benefician del régimen fiscal especial de estas.

Otro de los puntos en los que la Agencia ha centrado sus esfuerzos ha sido en las derivaciones de responsabilidad a los administradores. Para ello, Hacienda ha seleccionado a más de 12.200 administradores de empresas o entidades con un importe en fase de embargo de casi 2.000 millones de euros. En paralelo, la Agencia incidirá en la detección de administradores que reiteradamente incumplan en el pago de las deudas. De esta forma se pretende combatir la reincidencia.