Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas del comercio caen un 10,9% en septiembre tras la subida del IVA

Se trata del mayor retroceso desde que comenzó la crisis

El sector acumula ya 27 meses consecutivos de descensos

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE).
Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE).

Subir el IVA fue la manera más rápida que encontró el Gobierno de corregir la deriva de los ingresos tributarios. También de acomodarse a las condiciones de Bruselas. Pero un recargo tan notable (se subió el tipo general del 18% al 21%, el reducido del 8% al 10%) en plena recesión, en un terreno abonado ya de presión fiscal (el tipo máximo del IRPF se elevó este año al 53%) es medicina amarga. La inflación suministró la primera pista de las consecuencias de una decisión así, al escalar del 2,7% al 3,4% en septiembre, mes en el que entró en vigor el alza impositiva. Solo faltaba sumar el repunte de precios a la miriada de razones (paro en máximos, falta de crédito, caída de la actividad, incertidumbre) que hacen que las familias se piensen dos veces cada gasto.  Ahora es el índice de comercio minorista, con el mayor retroceso de la crisis, el reflejo estadístico de un consumo privado bajo mínimos. 

Según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE), las ventas del comercio al por menor bajaron en septiembre un 10,9% en relación a igual mes de 2011. En esta medida, se corrige el efecto de los precios y el efecto calendario (la diferencia en días hábiles de un mes a otro). La decisión de subir el IVA distorsiona la comparación por el anticipo de compras: en agosto, la caída anual del índice del comercio minorista se moderó al 2%, como consecuencia de que hubo un repunte de adquisiciones para sortear el recargo fiscal. Pero este anticipo de compras no explica, ni mucho menos, todo.

En julio de 2010, hubo también una subida del IVA (del 16% al 18%). También anticipo de compras: en junio de aquel año, hace 27 meses, el índice registró su último incremento anual (0,9%) que se transformó en un moderado retroceso (-2,4%) al mes siguiente. La diferencia con lo que ha ocurrido ahora es muy notable (nueve puntos porcentuales de caída frente a poco más de tres), porque también lo es entorno económico, mucho peor ahora.

La recesión actual no es tan intensa como la de 2008-2009. Pero la caída del índice de comercio sí es mayor (entonces rondó el 9%): otro indicio de que el margen de maniobra de las familias es ahora mucho más escaso. Y de que subir el IVA en estas circunstancias tiene consecuencias. 

En la serie corregida por precios y calendario, el ajuste es mayor en las estaciones de servicios (15,4%) que en las grandes superficies (13,8%), las dos únicas modalidades que se detallan en esta serie. Si solo se corrige por precios, todos los modos de distribución redujeron ventas en septiembre: la mayor caída fue para las tiendas (15,3%), seguidas de las grandes superficies (14,8%) y las pequeñas cadenas (14,1%). Las grandes cadenas, que concentran su negocio en la oferta de artículos con precios más bajos, limitaron en golpe a un descenso del 5,5%.

Las ventas del comercio minorista disminuyeron en septiembre en todas las comunidades autónomas. Los mayores descensos interanuales se produjeron en Murcia (15,8%) y Andalucía (14,5%) y los menores en Extremadura (10%) y Canarias (10,2%).

Caída del empleo

El empleo en el sector del comercio minorista registró en septiembre una caída del 1,2% en relación al mismo mes de 2011, recortando en una décima el descenso de agosto.

Con excepción de septiembre de 2011, cuando no se registró variación alguna, el empleo en el comercio minorista lleva desde agosto de 2008 experimentando tasas interanuales negativas. En todo caso, el gran recorte se produjo en 2009, cuando variación anual rondó el 5%.

Todos los modos de distribución recortaron puestos de trabajo el mes pasado, salvo las grandes cadenas, que elevaron un 0,9% la ocupación en tasa interanual. El mayor descenso del empleo se registró en las pequeñas cadenas (3,7%), seguidas de las grandes superficies (3,4%) y de las empresas unilocalizadas (0,8%).

Por comunidades autónomas, el empleo en el comercio minorista disminuyó en septiembre en todas ellas. Los mayores descensos se los anotaron Navarra (2,5%) y Baleares y Comunidad Valenciana (2,4% en ambos casos), mientras que los recortes más moderados fueron para Cataluña y Castilla-La Mancha, con decrecimientos interanuales del 0,2% y del 0,3%, respectivamente.

Para la asociación de consumidores Ceaccu es ese descenso en “las ventas de un sector básico como la alimentación” el mejor termómetro de las apreturas de las familias. La Confederación Española de Comercio lamentó la subida del IVA en plena recesión. Por su parte, la patronal Anged, a las grandes empresas, minimizó el efecto del IVA.