Morgan Stanley entra en pérdidas por las cargas extraordinarias

La entidad pierde unos 786 millones de euros entre julio y septiembre

Un taxi pasa delante de la sede de Morgan Stanley en Nueva York.
Un taxi pasa delante de la sede de Morgan Stanley en Nueva York. REUTERS

Morgan Stanley cierra el calendario de resultados trimestrales entre los grandes bancos de Wall Street, anotándose unas pérdidas de 1.031 millones de dólares (unos 786 millones de euros) entre julio y septiembre. Cifra que contrasta con un beneficio de 2.132 millones hace un año. El motivo del vuelco, las cargas asociadas a un ajuste contable en su deuda. Sin el impacto de esta partida habría ganado 535 millones.

Lo mismo pasó del lado de los ingresos, que bajaron a 5.289 millones frente a 9.810 millones hace un año. Sin los ajustes en la deuda, habrían sido de 7.551 millones. A diferencia de instituciones como JP Morgan Chase, Citigroup o Wells Fargo, el banco de inversión neoyorquino no puede sacar tajada del incremento de la actividad en el mercado hipotecario para compensar por esa vía.

James Gorman, su consejero delegado, considera que los resultados muestran “equilibrio” cuando se descuentas las partidas especiales y asegura que su estrategia en este momento es buscar reforzar los ingresos de la entidad. El ejecutivo hace referencia a la incertidumbre creada en torno a la entidad por una posible rebaja de su calificación crediticia. Sus títulos subían un 1%.

Descontando las partidas extraordinarias, el resultado es mejor de lo esperado al entrar en el detalle. El negocio de gestión de activos pasó de perder 118 millones hace un año a ganar 198 millones, tras triplicar ingresos. El de renta fija y derivados incrementó un 36% la facturación, a 1.500 millones, gracias productos vinculados al crédito. La entidad está en proceso de integrar Smith Barney.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS