Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Draghi dice que la supervisión bancaria única podría no llegar hasta 2014

El presidente del BCE dice que quizá se retrase "dese el punto de vista operativo" un año

Guindos: "España va a apoyar que la unión bancaria sea lo más rápido posible"

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, y Olli Rehn, comisario europeo de Asuntos Económicos, en una rueda de prensa en Tokio durante la reunión del FMI Ampliar foto
Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, y Olli Rehn, comisario europeo de Asuntos Económicos, en una rueda de prensa en Tokio durante la reunión del FMI Bloomberg

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha señalado hoy en Tokio que la puesta en marcha efectiva de la supervisión única europa de la banca podría no llegar hasta 2014, lo que parece poner freno en el ambicioso calendario que se había fijado la Unión Europea. El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha indicado tras conocer ese mensaje que "España va a apoyar que la unión bancaria sea lo más rápido posible".

Draghi ha indicado que "es muy importante que la regulación entre en vigor el 1 de enero de 2013, pero eso no quiere decir que la supervisión esté en marcha desde el 1 de enero, desde un punto de vista operativo". "Es muy importante que hayamos dado ese paso institucional el 1 de enero, para que podamos prepararnos para ejecutar la supervisión y ponerla en funcionamiento, pero esto puede llevarnos un año más. Creemos que para enero de 2014, el nuevo marco estará establecido y en funcionamiento ", dijo.

El ministro español, por su parte, ha señalado que "hay que distinguir entre que esté plenamente operativo, que puede llevar más tiempo, y tener el mandato regulatorio claro", que es lo que le parece más relevante.

España apoya la unión bancaria porque consideramos que es buena desde el punto de vista de la unión monetaria"

Luis de Guindos

"España apoya la unión bancaria porque consideramos que es buena desde el punto de vista de la unión monetaria", ha señalado hoy Guindos en una rueda de prensa en el Hotel Imperial de Tokio, donde están presentes las delegaciones de los países que asisten a la asamblea del FMI. Guindos ha dejado claro que a España le importan los pasos hacia la unión bancaria por el mensaje que transmiten sobre la irreversibilidad del euro y lo que eso pueda contribuir a combatir la fragmentación financiera, el repliegue de los capitales hacia sus propios países. Eso ha provocado una fuga de capitales sin precedentes en España y ha aumentado hasta nivles récord la financiación de los bancos españoles por parte del Banco Central Europeo. Además, ha encarecido el crédito.

Pese a sus ímpetus iniciales, la Comisión Europea ha arrojado la toalla y se ha alineado con los países que preferían tomarse con más calma la puesta en marcha de la supervisión única, el primer paso hacia la unión bancaria. Alemania encabeza ese grupo, al que se han sumado varios países de la Unión europea que no pertencen al euro y que ven con recelo que el Banco Central Europeo pueda supervisar sus sistema financiero sin estar ellos adecuadamente representados en el organismo.

Así, la última versión del informe  sobre la refundación del club del euro (firmada por el Consejo, la Comisión, el BCE y el Eurogrupo) no recoge las exigencias de Francia, Italia y España, que reclaman un respeto escrupuloso para los acuerdos de la cumbre de junio. El BCE y Bruselas consideran que Alemania ya ha cedido bastante al permitir que el BCE compre deuda de forma ilimitada cuando un país pida un rescate. A cambio, aceptan las tesis de Berlín sobre la unión bancaria, según fuentes de Bruselas y de Fráncfort.

Relación entre banca y prima

En todo caso, poniendo la venda antes que la herida, España ya se ha lanzado a decir que lo importante para ella no era la recapitalización de la banca, con la que ya no contaba. Guindos, de hecho, ha empezado a decir en Tokio que la interrelación entre el riesgo bancario y el riesgo soberano no es tan fuerte como se creía. Ha usado para ello el argumento de que los bancos solo van a necesitar unos 40.000 millones de fondos europeos para recapitalizarse.

El FMI consideraba que cumplir con los pasos hacia la unión bancaria en el tiempo pactado era clave para evitar que las tensiones rebroten, la prima de riesgo se dispare y las economías europeas sufran una dura recesión, más acentuada en los países de la periferia. Es clave que al menos se cumpla el compromiso de tener las regulaciones listas para enero próximo.

Guindos participa en la asamblea anual del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que se celebra en Tokio con delegaciones de los 188 estados miembros de dichos organismos internacionales. Guindos ha aprovechado su pesencia en la capital japonesa para mantener también reuniones con otras autoridades económicas como la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, además de encuentros privados con banqueros e inversores.