Los estancos se adjudicarán mediante subasta en vez de hacerlo por concurso

El Ejecutivo limita a 80 cigarrillos el tabaco que se puede sacar de Gibraltar

Cigarrillos y paquete de tabaco sin marca.
Cigarrillos y paquete de tabaco sin marca.Samuel Sánchez (EL PAÍS)

El Gobierno ha cambiado la forma de adjudicar los estancos. A partir del próximo año se concederán mediante una subasta pública al mejor postor y no mediante un concurso como hasta ahora, según la Disposición Final quinta de la Ley de Presupuestos para 2013.

Así podrán hacerse con un estanco aquellos que acrediten unos criterios de selección mínimos —la solvencia técnica y económica, las características del local, del entorno y de distancias entre expendedurías que se especifiquen— y ofrezcan el mejor precio. En el proceso, el Gobierno “potenciará el carácter comercial de las expendedurías para la mejor atención del servicio público en el tiempo y el espacio”. El Gobierno respetará los derechos de los actuales concesionarios de estancos.

Hasta ahora, los estancos se adjudicaban mediante una convocatoria de un concurso público “con bases no discriminatorias, objetivas y transparentes, basadas en criterios comerciales, de rentabilidad, de servicio público, de distancias entre expendedurías y de población”.

Se respetan los derechos de aquellos que ya tienen un establecimiento

La concesión del estanco, con la nueva normativa, que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2013, tendrá una duración de 25 años. “Vencido el plazo de vigencia, se convocará subasta. Hasta la nueva adjudicación, el anterior concesionario podrá seguir prestando el servicios previa autorización del Comisionado para el Mercado de Tabacos”. Durante el plazo de la concesión, el adjudicatario podrá transmitir el estanco previa autorización del órgano regulador.

El Gobierno modifica la Ley 13/1998, de ordenación del mercado de tabacos para permitir esta nueva forma de adjudicación. No obstante, se respetan los derechos de los que ya tengan una concesión. La nueva redacción de la norma señala que “las concesiones existentes antes del 1 de enero de 2013 con una vigencia inferior a 25 años, por haber sido transmitidas, podrán prorrogar su vigencia otros cinco años”. Además, las concesiones ya existentes sin plazo de vigencia, por no haber sido transmitidas, tendrán un plazo de vigencia de 30 años.

El Gobierno pretende frenar el contrabando de tabaco en el peñón

Por otra parte, el Ejecutivo también modifica la normativa relativa a la represión del contrabando. “Como consecuencia del incremento del abuso de derecho que se viene detectando en el uso de las franquicias aduaneras y las exenciones fiscales relativas a las labores de tabaco previstas en el régimen de viajeros por las personas que entran en el resto del territorio español procedentes de Gibraltar, se considera necesario reducir las cantidades de cigarrillos que los residentes fronterizos y los trabajadores fronterizos con Gibraltar puedan introducir con beneficios aduaneros y fiscales en el resto del territorio español”, señala la exposición de motivos del proyecto de Ley de Presupuestos para 2013. Por eso, la Disposición Final decimoséptima limita a 80 cigarrillos, cuatro paquetes de tabaco, la cantidad que los viajeros residentes y trabajadores fronterizos de la zona de Gibraltar pueden introducir en España.

Para ello, se entiende como zona fronteriza “el territorio español que se extiende a 15 kilómetros en línea recta a partir de la frontera con Gibraltar y que incluirá la totalidad del territorio de los municipios cuya demarcación territorial forma parte, aunque fuese parcial, de esta zona”.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jesús Sérvulo González

Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS