Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy subirá los impuestos a las plusvalías generadas en un mismo año

El Gobierno señala que se trata de atacar a los “especuladores” de la Bolsa

La fórmula puede doblar el tipo que pagan los inversores de rentas más altas

Rajoy incumple en solo dos semanas la promesa de no subir el impuesto

El presidente Mariano Rajoy
El presidente Mariano Rajoy AFP

Los nuevos Presupuestos para 2013, que se se presentarán el 27 de este mes y se presumen especialmente duros, también contendrán nuevas subidas de impuestos, aunque las que se van conociendo de momento afectan sobre todo a algunos tipos de contribuyentes con rentas altas. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, concretó este martes, en la rueda de prensa conjunta con el primer ministro finlandés, Jyrki Katanien, una nueva subida del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), pese a que hace menos de dos semanas señaló que no iba a subir dicho tributo. El Gobierno argumenta que en esta ocasión trata de ir “contra los especuladores” que compran y venden rápidamente acciones para lograr beneficio rápido.

La subida del IRPF hará tributar las ganancias en Bolsa hasta por el 52%

El alza afectará a las plusvalías que tengan menos de un año de antigüedad, que pasarán a tributar al tipo marginal del contribuyente, lo que en la práctica se traduce en una fuerte subida del IRPF para ese tipo de ganancias patrimoniales. Con esta decisión, ha añadido el jefe del Ejecutivo, se vuelve a la situación previa a la reforma de 2006. Fuentes del Ministerio de Hacienda aclaran que la medida no afectará a intereses ni dividendos, como ocurría antes de la citada reforma. De esta forma, se producirá un tratamiento diferenciado de la tributación del ahorro: los dividendos tributan bajo; los movimientos en bolsa a menos de un año, muy alto en la mayoría de los casos.

“En los próximos presupuestos yo ya le digo que ni voy a subir el IRPF ni voy a subir el Impuesto sobre el Valor Añadido”, señaló Rajoy el pasado 30 de agosto tras recibir al presidente de Francia, François Hollande. Este martes, 12 días después, cambió el mensaje y anunció una fuerte subida del IRPF en 2013 para las ganancias patrimoniales, aunque no lo ha planteado como un alza de dicho impuesto sino como una subida a “las plusvalías”.

Rechazo al impuesto de grandes fortunas

El Ejecutivo insiste de momento en su rechazo a un impuesto a las grandes fortunas como los que se han implantado en otros países, por ejemplo Francia. Y este mismo martes Rajoy señaló que Hollande ha optado por un ajuste centrado más en subidas de impuestos (dos tercios del total del ahorro y solo un tercio en recortes de gasto) mientras él ha apostado más por los recortes (50% frente a otro 50% en subidas de impuestos). Sin embargo, con este nuevo movimiento el Gobierno pretende demostrar que trata de ser equitativo en el reparto de las subidas de impuestos y recortes, ya que sostiene que va dirigido a inversores agresivos.

El alza afectará a las plusvalías que tengan menos de un año de antigüedad, que pasarán a tributar al tipo marginal del contribuyente

El Gobierno ya arrancó su mandato con una importante subida del gravamen a las rentas del capital. Es lo que Rajoy argumenta siempre que le preguntan por qué no sube los impuestos a los más ricos. Hasta 2006, el tipo de esta rentas era del 15%. Después se subió al 18%. Y con la crisis el PSOE lo elevó al 21%. Con la última subida, esta decidida por Rajoy el 30 de diciembre de 2011, las plusvalías se gravan a un mismo tipo con independencia de su antigüedad, en tres tramos de la base liquidable del ahorro, en una escala que va desde el 21% cuando son inferiores a 6.000 euros, al 25% entre los 6.000 y 24.000 euros y el 27% para las rentas superiores.

El cambio que plantea Rajoy supone aplicar el tipo marginal de la base liquidable general del IRPF (la que se aplica a las rentas del trabajo, por ejemplo) a las plusvalías generadas en el primer año, lo que eleva su tributación e intenta evitar los movimientos especulativos en el corto plazo. Los tipos marginales del IRPF van del 24,75% al 52%.

Por tanto, si un contribuyente tributa habitualmente al tipo marginal del 24,75% y genera plusvalías en un solo ejercicio tendrá que pagar un 24,75% por ellas en lugar del 21%. Pero sobre todo si es un contribuyente de rentas altas y tributa en torno al 50%, esta reforma supone que le están doblando el tipo sobre sus movimientos en bolsa.

Marcha atrás a la ley de 2006

Rajoy ha dejado muy claro, como ya hizo en julio Cristóbal Montoro, que apuntó esta subida, que su objetivo son los que venden y compran acciones constantemente. “Se trata de dar marcha atrás a la legislación de 2006 que decía que todas las plusvalías, aunque se generaran en media hora comprando y vendiendo acciones, tributaran al tipo menor”. Rajoy explicó que “antes de la reforma de 2006, cualquier venta de acciones tributaba al 18% salvo las que se hacían en el primer año, porque podía estimarse que no tenía ningún sentido que alguien hiciera una compra un día, vendiera al día siguiente, y solo tributara por el 18%”. Y a eso se va a volver.

Rajoy también confirmó, aunque sin más detalles, que habrá un nuevo “impuesto medioambiental en la línea de los que hay en la Unión Europea y de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Europea”.

Estos serán pues dos elementos novedosos de los Presupuestos de 2013, que supondrán un ajuste muy duro para cumplir el objetivo de déficit de 4,5% en 2013. Rajoy insistió, ante el presidente finlandés, uno de los más reticentes a ayudar a España, en que va a cumplir el objetivo de déficit de este año y del que viene, aunque los datos indican que va a ser muy difícil sin recortes adicionales. Al PP ya le ha transmitido que esos Presupuestos serán muy difíciles, aunque el presidente no quiere dar más detalles de momento. En cualquier caso, la decisión clave para 2013 sigue siendo qué hará con las pensiones.