Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cláusulas-suelo impedirán a muchas hipotecas el ahorro del Euríbor

El euríbor a 12 meses terminó e ljueves en el 0,812%, el cierre más bajo en sus 14 años de vida

Un cartel anunciador de venta de pisos en Madrid
Un cartel anunciador de venta de pisos en Madrid EFE

El euríbor medio a 12 meses, el tipo de referencia más común en el cálculo de los intereses de las hipotecas, marcó en agosto un mínimo histórico al quedar en el 0,88%. Por primera vez desde la introducción de este tipo, que es el precio a que los bancos se prestan dinero en euros a un año, este promedio se sitúa por debajo del 1% y prosigue el descenso ininterrumpido que mantiene desde que, en octubre del año pasado, marcó un registro del 2,11%.

Este jueves el euríbor a 12 meses terminó la jornada en el 0,812%, lo que supone el cierre diario más bajo de este tipo en sus 14 años de vida. El pasado 24 de julio acabó una sesión en el 0,994%, su primer cierre por debajo del 1%, y desde entonces no ha superado ese nivel.

La razón de este descenso hay que buscarla en la rebaja de el pasado 5 de julio practicó el Banco Central Europeo a su tipo que, a su vez, utilizan los bancos de la eurozona para determinar el euríbor el pasado 5 de julio. Este recorte dejó el precio del dinero en el 0,75%.

Como ejemplo, el descenso del euríbor mensual medio en agosto significa que la cuota de una hipoteca de 150.000 euros a un plazo de 25 años disminuye en 85,69 euros mensuales —1.028 euros anuales— respecto a agosto de 2011, cuando el euríbor se colocó en el 2,097%.

El euríbor medio mensual se anotó su máximo histórico en julio de 2008, en el 5,393% y desde entonces comenzó una escalada bajista que se detuvo en marzo de 2010, cuando tocó un mínimo de entonces.

No obstante, la caída de esta referencia no significa que automáticamente se vaya a beneficiar a todos los titulares de hipotecas, puesto que muchos de ellos firmaron contratos en su día con las llamadas cláusulas suelo. Estas permiten a las entidades no repercutir las caídas del euríbor si el precio de la hipoteca —que se calcula como la suma entre el euríbor del momento más el diferencial que establezca la entidad— cae por debajo de un determinado límite.

La opacidad de las entidades impide conocer una estadístcia fiable del porcentaje de las hipotecas que tienen cláusula suelo y en cuántas de estas se han activado.

No obstante, según fuentes de las asociaciones de consumidores, aproximadamente la mitad de las hipotecas tienen esa cláusula con un tipo que oscila entre el 2% y el 3%, aunque en ningún caso baja del 1%.

De esta forma, tras la última rebaja del euribor se habría activado la clausula en la práctica totalidad de los préstamos que la incluyan.