Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis de la deuda autonómica acentúa la presión sobre la prima de riesgo

El diferencial de rentabilidad del bono a 10 años sube hasta 527 puntos

El Ibex cierra con una caída del 1,52% y se sitúa en 7.195 puntos

La crisis de la deuda autonómica acentúa la presión sobre la prima de riesgo

La crisis de la deuda autonómica intensifica la presión sobre la prima de riesgo, la diferencia entre la rentabilidad que se exige en el mercado secundario a los bonos españoles a 10 años respecto a los alemanes a ese plazo. En la apertura, esta medida de la percepción que tiene el mercado de la solvencia de un país ha escalado hasta 528 puntos básicos (5,28 puntos porcentuales), tras cerrar ayer en 508. Al final de la jornada se situaba en 527. El tipo de los bonos a 10 años ha llegado hasta el 6,602%, aunque al cierre cedía al 6,593%. Tres autonomías han pedido ya ayuda al Fondo de Liquidez Autonómico (dotado con 18.000 millones de euros) para hacer frente a sus pagos: Cataluña necesita 5.023 millones de euros, la Comunidad Valenciana 4.500 y Murcia 700. Otras cuatro comunidades —Castilla-La Mancha, Andalucía, Baleares y Canarias— podrían ser las siguientes.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha repetido hoy, tras reunirse en Madrid con el presidente francés, François Hollande, que su Gobierno no tomará una decisión sobre la petición de ayuda a Europa, condición para que el Banco Central Europeo (BCE) intervenga comprando bonos, hasta que se conozca cuáles son las condiciones que ello implicaría.

La prima de riesgo italiana también ha subido hoy hasta 449 puntos, aunque ha descendido hasta 439 después de una subasta del Tesoro de ese país, en la que ha colocado 7.290 millones de euros en bonos, ligeramente por debajo del máximo importe previsto, a menor coste que en emisiones anteriores. Concretamente, ha pagado un 5,82% por la deuda a 10 años (frente al 5,96% de julio), un 4,73% a cinco años (frente a un 5,29% el mes pasado) y bonos a cinco años a tipo variable al 5,33%. La prima italiana remontaba a 446 puntos al final del día.

La Bolsa ha empezado el día con una leve contracción del 0,4% que ha se ha ido ampliando hasta marcar un mínimo en 7.178,8 puntos, lo que supone un retroceso del 1,74% respecto al cierre de ayer. Al cierre de la sesión recortaba el retroceso hasta el 1,52% y se situaba en 7.195 puntos.

Las plazas europeas también han iniciado la jornada a la baja, desalentadas por los últimos datos que reflejan la debilidad de las economías asiáticas, la desaceleración de Alemania y la caída de la confianza en la zona euro. Londres ha perdido un 0,33%, París un 0,75%, Fráncfort un 1,45% y Milán un 1,09%.

El paro subió en Alemania por quinto mes consecutivo en agosto, con un total de 2,9 millones de desempleados tras el aumento durante el mes en 29.000, según los datos de la Agencia Federal de Trabajo. La tasa alcanza el 6,8%, un dato en línea con lo esperado.

Las exportaciones alemanas a los países en crisis de la zona del euro sufrieron un fuerte retroceso en el primer semestre de 2012 respecto al mismo periodo de tiempo del año anterior, según la Oficina Federal de Estadística (Destatis). El instituto público con sede en Wiesbaden destacó que las exportaciones germanas a Portugal retrocedieron un 14,3%, a España un 9,4%, a Grecia un 9,2% y a Italia un 8,2%

La confianza de consumidores y ejecutivos se encuentra en agosto en su nivel más bajo desde agosto de 2009, según el índice de sentimiento que elabora la Comisión Europea, que se situó en 86,1, frente al 87,9 de julio.

Las ventas al por menor cayeron en Japón un 0,8% en julio respecto al mismo mes de 2011, más de lo esperado, y en Corea del Sur la confianza entre fabricantes permanece en su nivel más bajo desde 2009. En Australia, las autorizaciones para la construcción de nuevas viviendas se anotaron el mayor descenso en una década.

En Estados Unidos, el Departamento de Comercio ha informado de que el gasto de los consumidores aumentó en julio por primera vez en tres meses un 0,4%. A pesar de que el aumento del gasto es una señal positiva, el mercado de trabajo aún no da signos de despegue: en la semana finalizada el 25 de agosto, el número de nuevas solicitudes de subsidios de paro fue de 374.000, igual cifra que en la semana precedente.

Inversores y analistas mantienen la atención en los principales bancos centrales. Mañana, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, pronunciará un discurso en el encuentro anual sobre política monetaria que se celebra en Jackson Hole (localidad estadounidense del estado de Wyoming), que se escudriñará en busca de señales de próximas inyecciones de liquidez para estimular la renqueante primera economía del mundo.

Además, el próximo jueves se espera que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, esboce las medidas de intervención que anunció el pasado 2 de agosto para aliviar la presión sobre la deuda soberana de países como España e Italia. Esa actuación, en forma compras de bonos en el mercado secundario, deberá ir precedida de una petición de ayuda de los países beneficiarios al fondo de rescate europeo.

Más información