Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPAÑA DEUDA

Las acciones de Bankia prolongan su batacazo en Bolsa y ceden otro 16%

Las acciones de la entidad pierden un tercio de su valor en dos días, pero mantienen el euro

Sabadell cae un 1,24% tras la ampliación de capital para asumir la CAM

El Ibex cierre en verde en una jornada sin referencias y poco volumen de negocio

Pantallas en la Bolsa española.
Pantallas en la Bolsa española. EFE

Bankia ha prolongado este lunes su batacazo en la Bolsa con un recorte del 16%. El descenso se suma a la caída del viernes, cuando cayó un 19,8% tras el aviso del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a los accionistas de la entidad de que deberán asumir pérdidas. Con este correctivo, las acciones de la entidad han perdido un tercio de su valor, aunque han logrado mantener por la mínima el nivel del euro (1,01 euros).

El movimiento sin precedentes del viernes del organismo dependiente del Ministerio de Economía y el Banco de España pinchó la burbuja especulativa que había llevado al grupo, nacionalizado y a la espera de una inyección de hasta 19.000 millones de dinero público, a triplicar en menos de un mes su valor en Bolsa animado por la especulación. Por su parte, Banco de Valencia, que acompañó a Bankia en su carrera alcista y también fue objeto de la advertencia del FROB, se ha dejado un 23%.

El descenso de Bankia, además, ha tenido lugar en una jornada en la que el Ibex 35, tras muchos bandazos y pese a abrir a la baja, ha acabado la sesión en verde. Al cierre, el selectivo español ha avanzado un 0,31% a contracorriente del resto de plazas de referencia, con lo que el martes abrirá en 7.069 puntos, aunque el dinero que ha cambiado de manos ha sido mínimo, tal y como corresponde con la semana que tradicionalmente presenta menos volumen negociado.

Por nombres propios, ACS también ha registrado caídas importantes, con un recorte del 2,60%. El banco Sabadell, que ha empezado a cotizar las nuevas acciones procedentes de la ampliación de capital para asumir la CAM, se ha dejado un 1,24%.

Alemania y Francia han vuelto a emitir deuda con intereses negativos por su perfil de valor refugio

En los otros principales índices de Europa y en un mercado en el que, salvo declaraciones de algún que otro líder europeo —Merkel ha vuelto de vacaciones—, apenas ha habido referencias, la tónica general ha sido el rojo por las dudas que suscita la falta de crecimiento. Así, Fráncfort ha perdido un 0,50%, París un 0,27%, Milán un 0,11% y Londres otro 0,26%. En el mercado de divisas, el euro ha remontado posiciones frente al dólar y se cambiaba sobre los 1,2348 dólares, frente a los 1,2313 dólares del viernes.

En la deuda, la prima de riesgo de España, que muestra la confianza de los inversores en las finanzas del Estado, ha empezado también la semana a peor aunque, tras la subasta de deuda italiana, se ha dado la vuelta. Por la tarde, el sobreprecio exigido a los bonos españoles bajaba ligeramente con respecto al cierre del viernes. Con el bono a 10 años en el 6,85%, este indicador, que equivale al diferencia entre estos títulos y los alemanes, de referencia por su estabilidad, ha caído a los 544 puntos básicos, 8 puntos básicos menos que el viernes.

En cuanto al resto de tramos de la deuda española, los títulos a dos y tres años prácticamente no han registrado cambios con respecto a la víspera, mientras los que vencen en 2017 también bajaban moderamente.

Por lo que respecta a la subasta italiana, el instituto emisor de este país ha colocado esta mañana el máximo previsto con 8.000 millones de euros a un año. Para ello, ha tenido que comprometer un interés ligeramente superior al de la última operación a los mismos plazos, ya que ha abonado un 2,767% frente al 2,697% anterior. La demanda, por su parte, ha superado a la oferta con 13.545 millones de euros. Este volumen de peticiones arroja una ratio de cobertura de 1,69 veces, lo que supone un aumento frente a la subasta del pasado mes cuando fue de 1,55 veces.

Tras la emisión, la prima de riesgo de Italia ha subido en un punto básico, hasta los 450 puntos. Sus bonos a 10 años cotizaban a la misma hora en el mercado secundario, que es donde se negocian los títulos una vez emitidos, sobre el 5,9%.

El euro ha remontado posiciones de forma tímida frente a la divisa estadounidense

Sobre la situación de estos dos países pesa la especulación de los inversores de que puedan acabar teniendo que solicitar ayuda al Banco Central Europeo (BCE), que ha condicionado su eventual regreso a los mercados a comprar deuda a que lo pidan y acepten las condiciones vinculadas a esta ayuda. No obstante, de estos dos socios del euro que el mercado considera como los siguientes posibles objetivos de los fondos de rescate, España va por delante en las apuestas, en opinión de los analistas.

"Italia parece que está dispuesta a resistirse y cuanto más flexibles sean las medidas que anuncie el BCE, más opciones tendrá de no tener que pedir el rescate", ha afirmado en una nota remitida a sus clientes Elisabeth Afseth, de investec. Sobre España, Stuart Thomson, de la gestora de fondos británica Ignis, ha afirmado rotundo a Bloomberg: "No será capaz de sobrevivir sin ayuda externa".

De momento, el BCE no compró bonos de los páises bajo presión entre el miércoles 8 y el 1 de agosto, según acaba de publicar el instituto emisor. De este modo, el importe del programa de compra de deuda soberana se sitúa una semana más en 211.500 millones de euros al no haberse producido ningún vencimiento en los últimos siete días.

Frente a los intereses que los inversores exigen por la deuda italiana, Alemania ha vuelto a sacar provecho este lunes de su condición de valor refugio frente a la crisis. Así, en un nuevo ejemplo de la ruptura de la eurozona en dos grandes bloques entre los que pagan costescostes por financiarse y los que llegan a emitir dueda prácticamente gratis, el Tesoro alemán ha colocado 3.770 millones a seis meses con un interés negativo (-0,0499%).

También Francia ha colocado cerrar esta mañana una subasta en deuda a corto plazo a intereses negativos. En concreto, ha vendido 3.996 millones a tres meses con una rentabilidad del -0,016%; 1.693 millones a seis meses con un interés del -0,010% y 1.498 millones a devolver en 12 meses a un curioso 0%.