Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero austriaco del BCE cambia el paso y pide reforzar el fondo europeo

Nowotny aboga ahora por dar licencia bancaria al mecanismo de emergencia

La medida permitiría al instrumento aumentar su capacidad de fuego

Rechaza comprar deuda de los países en apuros y resta importancia al acoso contra España

Sede del BCE en Fráncfort.
Sede del BCE en Fráncfort. EFE

El representante austriaco en el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Ewald Nowotny, ha respondido a las peticiones para que el instituto emisor intervenga en el mercado en ayuda de España con un rotundo ‘no’. Sin embargo, sí se ha mostrado a favor de otorgar licencia bancaria al fondo de rescate de la UE. La licencia bancaria permitiría al futuro fondo de rescate (el Mecanismo de Estabilidad Financiera o ESM, por sus siglas en inglés) endeudarse y aumentar así su capacidad de préstamo por encima de los 500.000 millones de euros, que es el nivel con el que fue creado.

Las palabras de Nowotny han sido bien acogidas en los mercados, ya que dotar al ESM de una licencia bancaria le habilita a financiarse a través del propio BCE y reforzar su capacidad, aunque el hecho de que sea a través de elevar su deuda suscita el rechazo de la siempre rigurosa Alemania. De ahí la importancia que tiene que las declaraciones provengan del representante austriaco y gobernador del Banco de Austria, uno de los países que completan el frente halcón en el seno del BCE que lidera la primera potencia europea.

Los inversores están preocupados por el hecho de que los fondos no cuentan con recursos suficientes para afrontar con garantías de éxito el rescate total de España y, a continuación y por el efecto contagio, de Italia, una posibilidad que gana fuerza en sus quinielas. Por este motivo, este miércoles se ha aflojado la presión contra la deuda española en los mercados y la prima de riesgo ha registrado su mejor sesión en lo que va de mes.

En cualquier caso, Nowotny ha restado importancia al penúltimo episodio de tensiones que se viven estos días en los mercados. "No hay que ponerse demasiado nerviosos sobre movimientos a corto plazo, sino orientarse hacia el medio y largo plazo. Yo personalmente no soy amigo de intervenciones ad hoc", ha dicho el representante del BCE en una entrevista a Bloomberg televisión al ser preguntado por la reactivación de la compra de deuda.

"Creo que el BCE ha ganado mucha credibilidad siguiendo una política estable. No hay que hacer cambios abruptos o movimientos muy rápidos", ha alegado en referencia a las recientes peticiones que ha recibido desde el Gobierno español para volver a sacar la chequera. "La política monetaria por sí sola no puede resolver los problemas que tenemos. Hay un papel muy fuerte para la política presupuestaria, tanto a nivel de los Estados como de la UE", ha insistido.

Nowotny ha resaltado además que la UE ya ha intervenido para ayudar a España con el rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros. "Lo primero es hacer que las decisiones tomadas funcionen, eso lleva tiempo pero ya está en marcha. Ya se ha abierto el camino para una interveción eficaz en España", ha explicado. Con vistas al futuro, el representante del BCE ha señalado que es importante que el fondo de rescate permanente se ponga en marcha "lo antes posible", como muy tarde a finales de septiembre o principios de octubre. Y no ha descartado que se le otorgue licencia bancaria.

"Creo que hay argumentos a favor de esto", ha sostenido Nowotny. "Hay también otros argumentos, pero hay una discusión en marcha", ha explicado, aunque ha dicho no ser "consciente de que haya discusiones concretas dentro del BCE en estos momentos".

Además de España, este miércoles han aparecido más voces a favor de que el BCE actúe en los mercados para atajar la extensión de la crisis, que ya amenaza al euro y ha llevado a la agencia Moody’s a dar un aviso contra la triple A de Alemania. En este país, precisamente, se ha abierto un debate entre los economistas en torno al rescate o no de los países en apuros y acerca de una intervención inmediata del BCE.

A favor de la posibilidad de esta posibilidad se ha pronunciado un grupo de 17 expertos de toda Europa agrupados en torno al think tank Institute for New Economic Thinking (Inet). Según sostienen en un comunicado, abogan por una mayor implicación de la institución en los mercados de deuda soberana para apoyar a aquellos países que estén cumpliendo con sus programas de reducción de déficit, como España e Italia.