Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando un euro de diferencia se traduce en toda una paga extra

Quienes tengan un sueldo de 962 euros ganarán un 16% más que los que lo tengan de 963

Los más perjudicados serán quienes ganen entre 963 y 1.122 euros

La supresión de la paga extra de Navidad a los funcionarios supone una rebaja del 14,2% en el sueldo que les restaba por cobrar hasta fin de año y del 7,1% en el cómputo de su retribución anual. El Gobierno, sin embargo, deja al margen de la supresión de la paga extra a los funcionarios y empleados públicos con los sueldos más bajos. El corte limpio en 1,5 veces el salario mínimo interprofesional (SMI) para cobrar o no la paga extra provocará un efecto escalón con el que algunos funcionarios con sueldos más bajos pasarán a cobrar más que otros que tenían en principio retribuciones más altas. Quien tenga un sueldo de 961 euros cobrará de aquí a final de año un 16,4% más que quien tenga otro de 963 euros.

Hay formas técnica de evitar esta incongruencia, este efecto escalón. Con una escala progresiva o con salvedades para el tramo intermedio se podría haber evitado esa situación aparentemente injusta. Pero no se han aplicado.

Los más perjudicados por el agravio comparativo son, obviamente, quienes tienen su sueldo justo por encima del listón que se ha establecido. Si lo que se compara es lo que queda por cobrar de aquí hasta final de año, las personas con un sueldo de 962 euros pasarán a ganar más que todos aquellos que tengan un sueldo entre 963 y 1.122 euros. Los de 962 euros recibirán hasta fin de año siete pagas, 6.734 euros, es decir, el equivalente a lo que cobrarán por seis pagas aquellos que tengan un sueldo de 1.122 euros. Los que estén en ese terreno intermedio pasarán a tener sueldos más bajos de aquí a fin de año que otros empleados públicos que en teoría tienen menos retribuciones.

Más información