Guindos pide a los consejeros del Ibex que moderen sus sueldos

El ministro insta a las grandes compañías a "compartir esfuerzos y arrimar el hombro" El titular de Economía asegura que la “recentralización no es la solución"

El ministro de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Economía, Luis de Guindos.LLUIS GENE (AFP)

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha instado hoy a las empresas, en especial las del Ibex 35, a “compartir esfuerzos y arrimar el hombro”, en referencia a la subida de sueldos de los consejos de administración y de altos ejecutivos de las cotizadas, según aparecía en un informe publicado la semana pasada por la CNMV. En una conferencia en la escuela de negocios IESE, en Barcelona, Guindos ha pedido a las “empresas del Ibex 35” que “sean conscientes de los esfuerzos que se piden a la sociedad española”. “Sé que serán sensibles”, ha agregado el ministro ante un auditorio con una amplia presencia de empresarios catalanes.

En la conferencia, Guindos ha asegurado que los ajustes son necesarios para sacar a España “a medio plazo” de una situación para la cual no ha ahorrado adjetivos: “confusa”, “oscura”, “difícil” o “delicada”. El ministro ha defendido las medidas aprobadas en el Consejo de Ministros del viernes y que pasan por medidas como la subida del IVA general del 18% al 21%, el recorte en el salario de los funcionarios a través de la paga de Navidad, reducciones en el subsidio de paro o la eliminación de la desgravación fiscal para la compra de viviendas. “A los propios que les duele es a los miembros del Gobierno”, ha sostenido. Sin embargo, Guindos ha advertido: “La alternativa es que no nos financien”.

Guindos ha desgranado los desequilibrios que, a su juicio, han conducido a la economía española a la situación actual y que España acumuló en la época de bonanza. Estos son un endeudamiento elevado del sector privado —en especial en la construcción y la promoción de viviendas—, una burbuja inmobiliaria y la pérdida de competitividad de la economía española. “Ello creó una situación explosiva en los balances”, ha sostenido.

Más información
El sueldo medio de los consejeros sube un 5% a los 7,5 millones
El Gobierno sube el IVA para recaudar 22.000 millones más

El ministro ha defendido que las familias y empresas sigan soltando lastre, aunque ha admitido que ello tiene efectos recesivos sobre la economía. Pero además, Guindos ha requerido también equidad a las empresas. Para ello, ha recordado que la CNMV informó de subidas de las retribuciones del 5% en los consejos de administración y del 3% en las de los altos ejecutivos de las grandes corporaciones españolas. “Todos hemos de ser conscientes de que hay que repartir la carga de los ajustes”, ha remachado Guindos.

En el apartado de esfuerzos compartidos, el ministro también ha dedicado un guiño al Gobierno catalán, muy molesto por el nuevo reparto de los objetivos de déficit, y ha alabado los “esfuerzos” que está realizando. Al ser preguntado por un empresario por un posible “proceso recentralizador” a raíz de las medidas estructurales anunciadas el viernes, el titular de Economía ha aseverado que considera que “la solución no es la recentralización” y ha abogado por que sean las comunidades quienes sigan prestando los servicios de sanidad y educación “de forma sostenible”.

También un empresario le ha preguntado por las consideraciones del presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, que sugirió que España debe pedir el rescate del conjunto de su economía. “Esas declaraciones fueron matizadas de forma clara”, ha asegurado. El ministro también ha detallado las condiciones al préstamo de hasta 100.000 millones de euros para el sistema financiero, y ha explicado que los préstamos, con un interés algo inferior al 3%, tendrán un periodo de carencia de 10 años, una vida media de 12,5 años y un plazo máximo de devolución de 15 años.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS