Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco Central alemán sugiere que el rescate bancario “vaya más allá”

El presidente del Bundesbank pide que el FMI se sume a la vigilancia para España

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann.
El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann. EFE

El presidente del Banco Central alemán (Bundesbank), el influyente Jens Weidmann, propone que las condiciones impuestas a España por el rescate bancario se amplíen a toda la economía nacional. Si bien no plantea un rescate completo como el que sacó a Grecia, Portugal e Irlanda de los mercados financieros a cambio de una intervención, el economista alemán advierte de que “los balances bancarios siempre son un espejo de toda la economía” de un país. Weidmann considera que los mercados de deuda “valorarían positivamente que las condiciones del programa de ayuda” a los bancos españoles “vayan más allá del sector bancario”.

En referencia al Fondo Monetario Internacional (FMI), Weidmann también apunta que “sería bueno que un tercero subiera a bordo” del rescate español “para vigilar que se cumplen las condiciones”. Dicho esto, Weidmann pasa a criticar las recetas del FMI contra la crisis europea y a advertir de que “los tratados prohíben” que el Banco Central Europeo (BCE) intervenga en los mercados “para financiar a los Estados con la máquina de hacer dinero”.

Estas declaraciones salieron el sábado publicadas en un rotativo financiero llamado Börsen Zeitung. El viernes por la tarde emitió una nota de la que se hicieron eco diversas agencias internacionales, titulada “El Bundesbank quiere que España se acoja al paraguas de rescate”. Esto implicaría sacar al Estado español de los mercados con las ayudas de los fondos europeos y a cambio de la intervención directa por parte de la troika (BCE, FMI y Comisión Europea).

La portavoz del Bundesbank, Dorit Feldbrügge, lo desmintió el mismo sábado a este periódico: “El presidente del Bundesbank no ha dicho que España como Estado deba acogerse al rescate”. No obstante, quizá cayendo en lo que se conoce como lapsus freudiano, Weidmann dice en la entrevista que “España todavía no es un país sometido a un programa” completo de intervención.

La semana pasada, el ministro alemán de Hacienda, Wolgang Schäuble, aseguraba a EL PAÍS que “España como Estado no necesita dinero”. Antes de dirigir el antiguo banco emisor alemán, Weidmann trabajó muy cerca de Schäuble como consejero áulico para asuntos fiscales de la canciller democristiana Angela Merkel (CDU). Todavía mantiene con ella un estrecho contacto para debatir las decisiones de la crisis de la deuda.

El desconcierto sobre las medidas del rescate español se agravaba el sábado con las declaraciones del jefe del futuro fondo europeo de estabilidad ESM, Klaus Regling. Asegura en una entrevista publicada por el dominical del diario Die Welt que cuando las ayudas del ESM vayan directamente a los bancos sin pasar por los Gobiernos, “el país estará eximido de garantizarlas”.

Esto supondría que, si un banco rescatado es incapaz de devolver los créditos multimillonarios del ESM, el responsable subsidiario del crédito no sería su país sino el conjunto de los contribuyentes al fondo ESM. Esto supondría un alivio considerable para los Estados que, como España, se acojan a un rescate parcial para su sector financiero. Pero también contradice al ministro de Hacienda Schäuble, que ha insistido en que los países que pidan ayudas para sus bancos responderán por los créditos también cuando se concedan directamente a los bancos.

Regling dice a Die Welt que, una vez la Eurozona haya instituido un organismo de supervisión bancaria conjunto, “tendremos la posibilidad de conceder créditos a los bancos directamente, ya no a través del Gobierno; entonces, el país quedará libre de la responsabilidad”. Es un punto de vista que comparten el todavía jefe del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, o el comisario para Asuntos Monetarios, Olli Rehn.

Schäunble, en cambio, no se cansa de descartarlo. Los medios conservadores alemanes pusieron el sábado el grito en el cielo. Christof Roche, portavoz del fondo de rescate provisional EFSF (dirigido por Regling) dice que su jefe “no contradijo al ministro” Schäuble. Roche añade que “en la recapitalización de los bancos españoles, España avalará todos los créditos” del EFSF.

Más información