Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno tiene listo ya el diseño de los hispanobonos

Antonio Beteta dice que si las reuniones europeas marchan bien los presentará el jueves

El secretario de Estado advierte a las autonomías de que el objetivo de déficit “sigue inalterable”

El Gobierno español tiene ya listo el diseño de los mecanismos de ayuda financiera a las autonomías con problemas de liquidez para garantizar que pueden pagar a sus acreedores. Así lo ha asegurado este mediodía en Barcelona el secretario de Estado de Administraciones Públicas del ministerio de Hacienda, Antonio Beteta, en función de la marcha de las reuniones del Eurogrupo y el Ecofin esta semana podría presentarlos al consejo de Política Fiscal y Financiera de este jueves e incluso aprobarlos en el Consejo de Ministros del próximo viernes.

Con estos instrumentos de apoyo, cuyo diseño se basará en el plan de pago a proveedores, el Ejecutivo busca dar un balón de oxígeno a las comunidades, que están ahogadas por su voluminosa deuda y tienen cerrado el acceso a los mercados tradicionales de financiación.

“Nos hubiera gustado tenerlos ya [los llamados hispanobonos], pero las turbulencias del mercado financiero han hecho que se retrasara”, ha revelado el secretario de Estado. Y ha añadido: “Esperamos que si todo va normal en las reuniones del Eurogrupo y el Ecofin esta semana pueda verse en el consejo de política fiscal y financiera algún instrumento este jueves para el conocimiento de las Comunidades Autónomas y, en su caso, elevarlo al Consejo de Ministros de este viernes o el siguiente”.

En vistas al Consejo de Política Fiscal y Financiera del próximo jueves, Beteta ha advertido muy claramente de que “el objetivo de déficit de las comunidades sigue inalterable”, en el 1,5% —a la espera de lo que decida la UE— y que “cualquier margen de incumplimiento tiene que ser atajado de raíz en el plazo de un mes para mantenerse en la senda de lo aprobado”. De no ser así, Beteta ha recordado que en el plazo de un mes el Gobierno pondrá en marcha las medidas previstas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

“Una vez se chequeen las previsiones de cierre de ejercicio de las comunidades, si fuera menester se pondrían en funcionamiento las primeras actuaciones previstas en la ley de estabilidad presupuestaria”, ha advertido durante su intervención en un curso organizado por UIMP Barcelona Centro Ernest Lluch. La ley prevé una serie de pasos, incluidas sanciones, que de no cumplirse pueden finalizar en la intervención de las comunidades que no cumplan.

El secretario de Estado ha defendido en este punto que el Gobierno también ha demostrado su compromiso con las autonomías. "Prueba palpable" de ello, ha argumentado, ha sido el leve incremento del presupuesto para las autonomías en los Presupuestos Generales del Estado. También, ha continuado, se ha puesto en marcha el plan de pago a proveedores, iniciativa que suma más de 2.020 millones de euros en el caso de Cataluña.

"Esto son hechos, y el resto son palabras", ha aseverado. Sobre esta comunidad ha destacado que la liquidación de 2010 del Estado fue superior a la de 2009 y ha defendido que su financiación cumple los criterios del Estatut. De hecho, ha afirmado que el nuevo sistema ha dado más recursos a Cataluña que a la media en un contexto de caída de recaudación. Con respecto al modelo anterior, ha resaltado Beteta, la mejora es del 17% con 5.500 millones adicionales.

Beteta ha celebrado los pasos que se están dando “en aras de la transparencia” y para evitar “desviaciones en la contabilidad”. En este sentido, ha afirmado que “la contabilidad trimestral no sirve”. “Hay que mirar la contabilidad mensual para agregarla, esto no se puede pedir a los ayuntamientos, pero sí a las 17 autonomías y permitiría mejorar sustancialmente”.

Las comunidades afrontan este año vencimientos por un importe de 35.782 millones de euros. Solo las deudas que vencen en el segundo trimestre, las más voluminosas del año, ascendían a 15.232 millones. Varias regiones han aplazado sus pagos a la espera de que el Ejecutivo central ponga en marcha el mecanismo de apoyo financiero y han reclamado anticipos al Estado.