Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

García-Margallo exige al BCE que compre deuda de España de "forma masiva"

El ministro insta al organismo a actuar contra los especuladores que apuestan contra el euro

Vuelve a saltarse la independencia de la institución para solicitar su intervención

En su opinión, es la única que "tiene dinero suficiente para ser operativa"

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha vuelto a exigir al Banco Central Europeo (BCE) que intervenga y compre deuda pública "de forma masiva" con el objetivo de que "los especuladores entiendan que si apuestan contra el euro van a perder". Las declaraciones del ministro, que ya reclamó sin éxito el apoyo del organismo presidido por Mario Draghi en el anterior episodio de acoso a España en los mercados de hace apenas dos semanas, han tenido lugar con la prima de riesgo en franca subida y cerca de máximos.

Según ha argumentado, los mercados son "fuerzas ciegas que responden a sus propios intereses" y lo que intentan es "obtener el máximo beneficio", por lo que ha apuntado que "la responsabilidad no está tanto en los mercados como en las instituciones europeas, que tienen que tomar las acciones necesarias para que las acciones contra el euro no tengan éxito". Así, ha argumentado que "cuando las personas o las instituciones que mueven con un ratón miles de millones de euros empiezan a apostar contra el euro, es decir, contra la deuda soberana de los países que forman parte del euro, las instituciones europeas deben responder a esta apuesta con una apuesta mejor".

No obstante, el instituto emisor del euro ya dejó claro el pasado jueves tras la reunión mensual de su consejo ejecutivo que no está por la labor de salir en ayuda de los países en apuros comprando su deuda en el mercado secundario. El BCE, que sí sacó la chequera para ayuda a España e Italia el pasado agosto, entiende ahora que la pelota está en el tejado de los políticos. Tal y como dejó entrever su presidente, Mario Draghi, hace apenas cuatro días, son ellos quienes deben tomar las decisiones necesarias para superar la crisis a través de más integración fiscal y bancaria, así como suya es la responsabilidad de ponerlas en marcha.

Pese a la negativa de Draghi, el ministro ha advertido de que el BCE es en estos momentos la única institución que "tiene dinero suficiente para ser operativa". Por este motivo, le ha instado a "intervenir" y empezar a comprar deuda pública para que los mercados sepan que "si apuestan contra el euro van a perder".

Para García-Margallo, el "problema" del euro es político y no económico, ya que los mercados "dudan de la voluntad" de la eurozona de "seguir defendiendo la moneda común". Por ello, ha insistido en que el mensaje que hay que trasladarles es que el euro es una "conquista irreversible". "Es la mayor conquista que los europeos hemos hecho y debemos defenderla a toda costa", ha añadido.

Así pues, el ministro ha dicho que la postura que llevará esta tarde el Gobierno a la reunión del Eurogrupo y el martes en el Ecofin es pedir a todos los países que participaron en el último Consejo Europeo, en el que se acordó la compra de bonos soberanos en el mercado secundario a través del fondo de rescate o el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

De este modo, García-Margallo ha advertido a Finlandia y Holanda, que después han mostrado reticencias, de que "los acuerdos están para ser cumplidos". "No tiene el menor sentido que en un Consejo Europeo, que es la máxima institución de la UE, se adopte un acuerdo y que a la vuelta a casa se empiecen a abrir flecos y buscar fórmulas para incumplir los compromisos allí obtenidos. Lo importante en la vida y en una organización internacional es la seriedad y honrar la palabra dada", ha señalado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >