Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco Interamericano de Desarrollo traslada su sede europea a Madrid

La nueva oficina aspira a ser una plataforma entre la UE y América Latina

Europea es el "mayor riesgo externo" para las economías de la región, según el organismo

Guindos (derecha) conversa con el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.
Guindos (derecha) conversa con el presidente del BID, Luis Alberto Moreno. EFE

Después de 30 años en París, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha trasladado su sede europea a Madrid, un gesto que refleja el papel de España como "plataforma única" entre Europa y América Latina, según dijo este viernes el presidente Mariano Rajoy durante su inauguración. La crisis que está golpeando a España y a Europa estuvo muy presente en el acto: "Es el mayor riesgo económico externo" para las economías emergentes del otro lado del Atlántico, según dijo el presidente del organismo, Luis Alberto Moreno.

El BID es la principal fuente de financiación multilateral de América Latina, fue creado en 1959, tiene como miembros a 48 países, 2.000 empleados y su principal misión es reducir la pobreza en la región a través del apoyo de proyectos de desarrollo económico, social e institucional. Su sede central está en Washington, pero tiene otras dos sedes regionales, una en Tokio y, desde este viernes, otra en la capital española, en el edificio municipal Madrid International Lab, en la calle de Bailén.

La nueva sede en Europa fue inaugurada en un acto en el que el jefe del Ejecutivo afirmó que el emplazamiento permitirá a España trabajar para aumentar su presencia en esta institución, contribuir a construir un banco "más grande" y atender mejor las demandas de los países beneficiarios de sus proyectos de inversión y ayuda al desarrollo, informa Efe.

Tras recordar que Latinoamérica es el principal destino de la inversión directa española, el jefe del Ejecutivo apostó por incrementar los vínculos económicos con una de las regiones con mayor dinamismo. Además de Rajoy, en el acto participó el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien aseguró que la región está llamada a ser uno de los motores de la economía mundial y subrayó las oportunidades que ofrece para "apuntalar" la débil situación que atraviesa España, necesitada de buenas noticias del sector exterior.

Capear la crisis

El traslado de la sede del BID a Madrid se produce en un momento relativamente dulce para América Latina, que pese a la desaceleración experimentada durante los últimos meses ha conseguido capear hasta ahora con bastante éxito las turbulencias mundiales. La crisis de deuda europea y la desaceleración de otras potencias como Estados Unidos y China, que en los últimos años se ha convertido en un socio comercial clave, amenazan la bonanza latinoamericana.

La región podría llegar a perder el 40% de su crecimiento potencial "si las economías europeas no reaccionan adecuadamente", dijo Moreno. "Consideramos que España ha hecho lo que tiene que hacer; tenemos plena confianza en que España superará la crisis con éxito", aseguró.

Rajoy y Guindos apostaron por un BID más grande y se comprometieron a incrementar la presencia de España en la entidad, en la que tiene actualmente el 1,896% del capital accionarial y a cuyos fondos fiduciarios contribuyó con 655 millones de dólares (530 millones de euros), de los 1.000 que aportaron todos los socios europeos. En 2011, el BID aprobó préstamos y donaciones por un total de 10.911 millones de dólares (90.000 millones de euros).

Guindos también recordó recientes acontecimientos, como la expropiación de las acciones de Repsol en la argentina YPF y, sin citar este caso concreto, advirtió de que el uso de medidas proteccionistas y la vulneración de derechos de propiedad "introduce una elevada incertidumbre legal que no puede ser tolerada".

Más información