Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chipre pide a Rusia un préstamo de 5.000 millones de euros

El Gobierno chipriota ya solicitó un rescate a la UE para salvar sus dos principales bancos

Demetris Christofias durante la ceremonia de toma de posesión de la presidencia rotatoria de la Unión Europea durante un acto celebrado en el anfiteatro de Kourion.
Demetris Christofias durante la ceremonia de toma de posesión de la presidencia rotatoria de la Unión Europea durante un acto celebrado en el anfiteatro de Kourion. EFE

Chipre ha pedido un préstamo de 5.000 millones de euros a Rusia, según ha informado esta mañana el ministro de Finanzas ruso, Anton Silouanov. "Hemos recibido la solicitud de Chipre y la estamos estudiando", ha declarado.

El Gobierno chipriota busca un respiro lo más rápido posible para sus ahogadas entidades financieras. El Ejecutivo ya solicitó la semana pasada a la Unión Europea un rescate para mantener a flote su sistema bancario. El día previsto para la negociación entre los miembros de la zona euro es el próximo lunes, cuando también se revisarán las condiciones del rescate bancario pedido por España. La decisión del Eurogrupo podría tener incidencia en la resolución rusa. El jefe del departamento de Créditos del Ministerio de Finanzas de Rusia, Konstantín Vishkovski, ha señalado que la decisión de Moscú dependerá de la que se tome en Europa. "Se tendrá en cuenta", ha dicho.

No hay nada malo en pedir ayuda a un país con el que Chipre ha tenido siempre buenas relaciones. Rusia no es la Unión Soviética

Dimitris Christofias,
presidente de Chipre

La quita del 50% de la deuda griega afectó en gran medida a las dos grandes entidades financieras chipriotas, Laiki Bank (Banco Popular de Chipre, BPC) y el Banco de Chipre, y el Gobierno de Dimitris Christofias optó por recurrir al mecanismo europeo de estabilidad. La solicitud formal fue enviada el pasado 25 de junio.

La intención, según el presidente Christofias, es "combinar ambas ayudas" que son "perfectamente compatibles". El máximo dirigente chipriota ha defendido su postura y ha subrayado que "no hay nada malo" en buscar ayuda de un país con el que Chipre ha mantenido "tradicionalmente buenas relaciones" y que está dispuesto a dar ayuda "incondicional". "Rusia no es la Unión Soviética", ha remarcado.

Las dos entidades poseían importantes cantidades de obligaciones soberanas griegas, lo que les llevó a perder 4.200 millones de euros, lo que representa el 24% de su PIB. El ministro de Finanzas chipriota, Vassos Shiarly, ha asegurado esta mañana que su país es una víctima "injusta" de la crisis de deuda europea. "Las pérdidas se deberían repartir entre todos los países de la UE de una forma equitativa", ha asegurado. Chipre representa el 0,2% del PIB de la zona euro, por lo que las pérdidas que debería haber asumido, según Shiarly, deberían ser de 200 millones.