Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China baja los tipos de interés por segunda vez en apenas un mes

El Banco Popular del país asiático busca soluciones a la ralentización del crecimiento

Varios billetes de 100 yenes fotografiados en Pekín (China).
Varios billetes de 100 yenes fotografiados en Pekín (China). EFE

China ha bajado hoy los tipos de interés por segunda vez en un mes para dar un nuevo empujón a su economía. El Banco Popular del país asiático ha tomado esta decisión después de que el crecimiento haya echado el freno en el inicio de 2012. Durante el primer trimestre, la economía china se había ralentizado al progresar un 8,1%. El recorte del precio del dinero ha sido del 0,31% y se sitúa ahora en el 6%, mientras que se ha rebajado un  0,25% la facilidad de depósito, que se coloca en el 3%. El anuncio de la entidad asiática se produce después de una inyección de liquidez en los bancos del país de 22.700 millones de dólares (unos 18.200 millones de euros).

La segunda economía del mundo ya tomó esta decisión la primera semana de junio después de más de tres años, desde noviembre de 2008, sin aprobar ninguna medida similar. Entonces, el precio del yen se había colocado en el 6,31%, mientras el tipo a un año para los depósitos se había situado en el 3,25%, tras un recorte del 0,25% en ambos.

La crisis de deuda en Europa afecta al gigante asiático y a la progresión ascendente que ha vivido durante los últimos años

El Gobierno lucha para que la segunda economía del mundo mantenga un buen ritmo de crecimiento. La crisis de deuda en Europa unido a medidas como las restricciones en el mercado inmobiliario, están afectando al gigante asiático y a la progresión ascendente de los últimos años. Algunas compañías como Nike o McDonalds aseguran que sus resultados se están viendo afectados por la progresiva desaceleración. La mayor compañía de material de construcción de China, Anhui Conch, ha avanzado que sus beneficios durante la primera mitad del año pueden haber caído hasta un 50%.

Para el conjunto del año, algunos analistas prevén un alza del PIB del 8,2%, el ritmo más débil desde hace 13 años, pero por encima del pronóstico del Gobierno (un 7,5%). Credit Suisse ha reducido su estimación al 7,7% debido a la caída de las exportaciones, las inversiones y los beneficios empresariales. El pronóstico de Deutsche Bank llega hasta el 7,9%. "Si China quiere asegurar un crecimiento que llegue al 8%, tiene que realizar políticas de ajuste", asegura el experto de HSBC en Hong Kong, Qu Hongbin.