Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

China y Brasil acuerdan un cambio de divisas por 24.000 millones de euros

Ambos países buscan reducir los riesgos de la crisis financiera e impulsar el comercio bilateral

China y Brasil han reforzado sus reservas financieras acordando el intercambio de hasta 30.000 millones de dólares (24.000 millones de euros) como medida para contrarrestar la crisis financiera internacional e impulsar el comercio. Según este acuerdo de créditos cruzados (swap, en términos financieros), China puede pedir hasta 60.000 millones de reales (24.000 millones de euros) al banco central brasileño, mientras que Brasil puede pedir hasta 190.000 millones de yuanes (24.000 millones de euros) al organismo equivalente chino, el Banco Popular de China.

Este dinero se podrá utilizar para intercambios comerciales o para reforzar las reservas en momentos de crisis. “Mientras que el crédito internacional se mantiene escaso, tendremos suficiente crédito para nuestras transacciones,” dijo Guido Mantega, el ministro brasileño de Hacienda.

Éste fue el tema principal de un nuevo tratado comercial entre Brasil y China, su principal socio comercial. El tratado también incluye el desarrollo conjunto de satélites meteorológicos e investigación biotecnológica, según The Wall Street Journal.

Al anunciar el tratado, Mantega reiteró el fortalecimiento del grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Y añadió que los lazos más fuertes están diseñados para hacer que las economías emergentes se vuelvan más resistentes a shocks financieros como el del 2008, cuando, según el ministro, el mundo se congeló durante dos meses.

Este acuerdo anunciado durante la cumbre de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20), es un primer paso para la creación de un bloque financiero entre los países emergentes que intentan ser menos dependientes de los desarrollados y del dólar como moneda de cambio.

Éste es el último de una serie de acuerdos similares que China ha firmado con otros países como Japón y Hong Kong. En Marzo, China acordó un cambio de divisas con Australia por valor de 31.000 millones de dólares (25.000 millones de euros) para promover la inversión y el comercio bilateral. Para los expertos, esto es un intento del gigante asiático de expandir internacionalmente su divisa. “Esto es algo muy positivo para China," aseguró a la BBC Sean Callow, estratega de divisas en Westpac.

Aunque el comercio entre China y Brazil ha incrementado, los críticos dicen que existe un fuerte desequilibrio porque China compra materias primas del país sudamericano y le vende productos de mayor valor añadido.A pesar de la diversificación comercial del nuevo tratado, el mercado está inevitablemente supeditado a la demanda de la segunda economía mundial.