España paga las dudas sobre su solvencia y emite deuda al coste más alto en 16 años

El instituto emisor supera los objetivos prudentes que se había marcado en 200 millones

Una mujer pasa frente a un cartel con la imagen de billetes de euro, en Londres.
Una mujer pasa frente a un cartel con la imagen de billetes de euro, en Londres.ANDY RAIN (EFE)

El aumento de las dudas sobre la solvencia de España, bajo los focos tras pedir el rescate de su bancos, han pasado hoy una seria factura al Tesoro, que se ha visto obligado a pagar el interés más alto por su deuda a media plazo de toda la era euro. El incremento de las rentabilidades, la única vía con la que cuenta el Estado para superar la aversión al riesgo de los inversores, ha permitido en cualquier caso alcanzar los objetivos de la subasta, la segunda desde que decidió activar la ayuda de sus socios europeos, aunque estos eran bastante asequibles.

Ante la previsión de que la emisión iba a salir cara, el organismo dependiente de Economía se había fijado unas metas más que prudentes con un rango situado entre los 1.000 y los 2.000 millones de euros. Al final, ha colocado 2.220 millones con una demanda que ha más que triplicado la oferta. Desde Economía justifican este hecho en que ya se ha emitido el 61,4% de la previsión de emisión para todo el año en deuda a medio y largo plazo, que asciende a 85.900 millones de euros.

En concreto, el Tesoro ha colocado 700 millones de euros con cupón (interés nominal) del 3,40% y vencimiento el 30 de abril de 2014. Para vender estos títulos ha tenido que comprometer un interés medio del 4,791% cuando hace apenas tres meses le bastó con ofrecer menos de la mitad (2,069%). La demanda, en su caso, prácticamente ha multiplicado por cuatro la oferta. España ha emitido este tipo de bonos en seis ocasiones desde que arranca la serie histórica, en 1988, según los datos del Tesoro, por lo que no hay muchas comparaciones posibles. Pese a ello, el interés abonado este jueves es el más alto desde 1996. En la que hasta ahora era la peor fase de la crisis, noviembre de 2011, llegó a pagar un tipo del 4,363%, inferior al de hoy.

A tres años, ha emitido 918 millones con un bono cupón 4,00% y vencimiento el 30 de julio de 2015 a un interés récord del 5,510%, según los datos publicados por el Banco de España sobre la subasta. En la anterior operación con este mismo tipo de títulos, realizada el 17 de mayo, la rentabilidad máxima que los inversores exigieron para comprar deuda a tres años fue del 4,917%.

Más información
La prima de riesgo baja de 500 puntos tras la subasta del Tesoro
Presión para hacer digerible el rescate
El Tesoro paga por las letras el interés más alto en los últimos 15 años

Por último, el Tesoro ha vendido 602 millones a cinco años con un bono que paga un interés nominal del 5,50% y cuyo plazo acaba el 30 de julio 2017. Para ello, ha tenido que comprometer un interés que se ha ido hasta el 6,195%, con lo que también para estos títulos el coste se va a máximos de la era euro. De hecho, para encontrar un nivel igual hay que retrotraerse a hace 16 años. La última subasta con los mismos bonos se cerró con un tipo máximo del 4,982% el 3 de mayo.

El resultado de la emisión evidencia que los costes que tiene que pagar España para financiarse han vuelto a los tiempos de la peseta, tal y como ya sucedió en noviembre. No obstante, los tipos pagados este jueves se han situado para los bonos a dos y tres años por debajo de lo que rentaban en el mercado secundario, donde podrían haber ido los inversores y hubieran tenido una mayor rentabilidad. En cualquier caso, queda patente que la tension ha vuelto a reavivarse desde la tregua vivida en el arranque de 2012 y que la petición del rescate para la banca, que comprende un crédito de hasta 100.000 millones, así como la falta de reacción a nivel europeo, que es el único marco que puede dar solución a los problemas, han incrementado el acoso contra la deuda española.

Fruto de ello, el instituto emisor ya se vio forzado el martes a elevar los intereses por su deuda a corto plazo, que también alcanzó niveles de récord desde que el país se incorporó al euro en pleno ascenso de la prima de riesgo, que ha tocado máximos de este periodo el pasado lunes. Y hoy los inversores no han aflojado la presión sobre el Tesoro, aunque la situación si ha mejorado algo en los mercados secundarios, donde se establece la prima de riesgo y se intercambian los títulos de deuda soberana una vez emitidos.

Cara y cruz: Francia vende bonos a tipos históricamente bajos

Cara y cruz. Mientras España ha pagado hoy el interés más alto por su deuda a dos, tres y cinco años de la era euro, Francia ha rebajado los costes hasta niveles históricamente bajos para emitir bonos por 9.873 millones, lo que constata que la distancia que separa a unos y otros países en lo tocante a confianza se amplía. Además, pese a este descenso, la demanda se ha mostrado fuerte, ya que ha más que duplicado a la oferta.

Frente al tipo del 4,7% que ha tenido que ofrecer España por sus títulos a dos años, a Francia le ha bastado con comprometer un 0,54%. Mientras, los bonos que vencen en 2015 se han colocado al 0,83%, lo que contrasta con el 5,5% pagado por su vecino del sur esta misma mañana. A cinco años, la distancia va desde el 6,19% español al 1,43%. Esta rentabilidad supone un importante recorte frente al 1,72% que pagó Francia hace menos de un mes, el 16 de mayo.

Sobre la firma

Álvaro Romero

Redactor del equipo de Redes Sociales y Desarrollo de Audiencias en EL PAÍS. Es licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS