Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno asegura que no tiene intención de liquidar ninguna entidad

Almunia asegura que el Gobierno piensa liquidar uno de los bancos nacionalizados

El comisario argumenta que a veces es mejor echar el cierre que pagar el rescate

Bruselas debe pronunciarse sobre la reestructuración de las tres entidades bajo control público

El comisario de Competencia, Joaquín Almunia.
El comisario de Competencia, Joaquín Almunia. EFE

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, ha declarado este miércoles que una de las tres entidades financieras españolas que han acabado en manos del Estado está “encaminada a la liquidación”. Durante una entrevista a Reuters, Almunia ha argumentado que cerrar los bancos o cajas que atraviesan graves problemas es mejor porque es más barato que el rescate o abordar la restructuración del mismo. El Ministerio de Economía, no obstante, ha desmentido estas declaraciones. "España no tiene la intención de liquidar ninguna entidad financiera y reitera que su objetivo es sanear, recapitalizar y privatizar las que se encuentren bajo la tutela del Estado", ha señalado un portavoz.

Almunia se refería al futuro de una de las tres entidades que están en subasta, aunque el proceso se ha paralizado a raíz del deterioro sufrido en los mercados durante las pasadas semanas y la decisión del Gobierno de activar el rescate. Esto es, a las nacionalizadas Novagalicia Banco y Catalunya Caixa y al intervenido Banco de Valencia. España está a la espera de la aprobación final de la Comisión Europea para su reestructuración. La también nacionalizada Bankia todavía tiene que solicitar aprobación formal para su plan de recapitalización.

"Si no me equivoco, uno de los tres, según las intenciones de las autoridades españolas, está encaminado hacia una liquidación para que no sea una preocupación constante tras la restructuración", asegura Almunia. "En cada análisis de cada institución financiera siempre intentamos estimar el coste alternativo de una liquidación", añade antes de reiterar que "si los costes de liquidación son menores para los contribuyentes que el rescate y reestructuración de una institución, optamos por una liquidación ordenada de la entidad".

En este orden de cosas, una fuente comunitaria citada por EP ha recordado que Bruselas pedirá a España el cierre de las entidades problemáticas cuya quiebra no desestabilice la economía a cambio del rescate de hasta 100.000 millones para recapitalizar al sector. "No tenemos por qué salvar a todos los bancos si no es estrictamente necesario", ha asegurado este alto funcionario europeo. "Hay casos en que habrá que liquidar entidades", ha agregado.

Planes de viabilidad para los bancos

Las entidades que decidan pedir ayudar deberán presentar un plan de reestructuración que garantice su viabilidad futura sin subvenciones y limite las distorsiones de competencia. Además, tal y como adelantó ayer el propio Almunia, las entidades que pidan fondos públicos deberán abonar un interés de al menos el 8,5% (frente a entre el 3% y el 4% que pagará España por la ayuda europea). El objetivo de este tipo "casi prohibitivo" es empujar a los bancos a intentar al máximo lograr la recapitalización a través de mecanismos de mercado, con la venta de activos o fusiones.

La UE quiere "evitar al máximo que se utilice dinero público", de modo que "si hay entidades que deben quebrar, quebrarán". Bruselas cree que pude haber actores en el mercado, tanto nacionales como internacionales, interesados en adquirir activos en el mercado bancario español. Aunque en estos momentos ninguna operación puede considerarse libre de riesgo, "hay inversiones que pueden ser prometedoras" porque la crisis terminará y el sistema financiero español resulta "interesante" por su proyección en otras regiones del mundo como América Latina. "Puede interesar a los inversores que quieran apostar a largo plazo", señalan las fuentes.

Pese a la posición de Bruselas, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha asegurado que entre sus previsiones no está el cierre de ningún banco. "No es una hipótesis probable", ha asegurado antes de señalar que el objetivo es hacer "algo muy parecido" a lo que se ha hecho hasta ahora desde el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Sin embargo, el destino que han tenido la también nacionalizada Unnim o las intervenidas CAM o CCM ha sido su disolución en una entidad mayor.