Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia cumple objetivos y vende deuda por 6.500 millones a costa de subir intereses

El acoso al país obliga a elevar la rentabilidad de sus letras a 12 meses del 2,3% al 3,9%

La demanda se resiente frente a la última operación a los mismos plazos de mayo

El temor presente en el mercado a que Italia sea el siguiente socio del euro en necesitar ayuda extranjera tras el rescate de España ha pasado hoy factura al Tesoro del país, que gracias a pagar más ha logrado volverse a casa con el objetivo cumplido: vender 6.500 millones de euros en letras a 12 meses. No obstante, con España y Grecia como telón de fondo, el instituto emisor italiano se ha visto obligado a elevar con fuerza los intereses para superar las mayores dudas de los inversores, que solo son capaces de asumir riesgos a cambio de más rentabilidad. Además, pese a este incremento de los tipos, la demanda se ha reducido frente a la última operación a los mismos plazos de hace un mes, lo que denota que los nervios han vuelto.

En concreto, el Tesoro italiano ha tenido que elevar la rentabilidad por su deuda a 12 meses del 2,34% que abonó el pasado 11 de mayo al 3,972%, el más alto de los últimos seis meses. A España, endeudarse al mismo plazo le costó un interés del 3,099% en la última subasta, realizada tres días después.

La demanda por las letras italianas, de su lado, se ha reducido al pasar la ratio de cobertura (relación entre los títulos solicitados y los finalmente vendidos) de las 1,79 veces de hace un mes a 1,73.

Pese al incremento del acoso de los mercados, que ven en Italia a la próxima siguiente víctima de la crisis tras la decisión de España de pedir la ayuda de sus socios europeos, el presidente italiano, Mario Monti, ha asegurado hoy que su país "está tranquilo". En su opinión, el aumento de la prima de riesgo en los últimos días se "debe a las turbulencias en la eurozona por la situación en Grecia".

En una comparecencia ante la Cámara de los Diputados, Monti, que ayer reprochó con dureza a la ministra de Finanzas de Austria haber afirmado que su país podría ser el siguiente, que "la deuda privada italiana es más baja que en los otros países y existe un ahorro privado mayor". También ha defendido que los bancos, que han sido claves en el deterioro de España, "son estables y no sufren de la especulación inmobiliaria”, tal y como pasa con sus colegas españoles. Además, ha recordado que el desempleo es “más bajo”, aunque en términos de crecimiento el país se situó a la cola de todo el G-20 en el primer trimestre de 2012 con una contracción del 0,7%, según ha recordado este miércoles la OCDE. Pese a esto, “estamos tranquilos", ha insistido el primer ministro italiano, cuya popularidad se ha derrumbado tras una luna de miel inicial.

Pese a la aparente normalidad, Alemania ha dado un toque de atención a la población italiana. Según sostiene su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble en una entrevista en La Stampa, el país debe seguir tomando la dura medicina económica de Monti para no convertirse en la próxima víctima de la crisis. “Si Italia continúa por la senda de Monti, no habrá riesgos", asegura al tiempo que destaca que ha hecho enormes avances bajo su Gobierno tecnocrático, que sustituyó al de Berlusconi. "Esto se reconoce en todas partes en Europa y por los mercados", ha defendido el ministro alemán.

La prima de riesgo italiana ha cotizado este miércoles sobre los 460 puntos básicos, por debajo del cierre de ayer, cuando llegó a tocar los 490. Este indicador, considerado como el mejor barómetro de la confianza de los inversores en las finanzas de un país, equivale al sobreprecio exigido a sus bonos a 10 años, que han vuelto a superar el 6%, frente a los alemanes. A este respecto, Italia había conseguido situarse por detrás de España en cuanto al acoso de los mercados en los últimos meses. De hecho, su prima de riesgo ha vuelto a situarse por debajo de la española en marzo, con lo que regresaron a las posiciones previas al sorpasso de agosto.

La deuda pública italiana, de 1,9 billones de euros, equivale al 120% del Producto Interior Bruto (PIB), el segundo ratio más alto después del de Grecia.

Este jueves, el Tesoro transalpino se enfrentará a un desafío aún mayor cuando acuda a los mercados para vender hasta 4.500 millones de euros en bonos con vencimientos a plazos más largos.

Alemania cambia el paso en las subastas y sube intereses

Alemania ha colocado hoy títulos de deuda a diez años por valor de 4.042 millones de euros a un interés del 1,52%, algo por encima del 1,47% de la subasta anterior del pasado 16 de mayo, lo que supone un cambio de tendencia frente a las últimas subastas. La demanda competitiva, además, apenas cubrió los objetivos máximos, de 5.000 millones.

Además, el Gobierno ha decidido modificar su plan de emisión para este año al reducir las subastas de deuda a largo plazo, que pasan de un objetivo máximo de 260.000 millones a 257.000 millones, y aumentar las de letras. Con ello, explica el Ministerio de Finanzas, pagarán su parte del fondo de recsate.

Más información