Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿En qué consiste el rescate?

Las claves sobre el funcionamiento del programa de asistencia financiera a España

Varios usuarios de los cajeros en una sucursal de Novagalicia Banco, en Santiago de Compostela.
Varios usuarios de los cajeros en una sucursal de Novagalicia Banco, en Santiago de Compostela. EFE

El Gobierno de Mariano Rajoy solicitó el pasado sábado ayuda a sus socios europeos para rescatar a parte del sector financiero español, infectado con activos tóxicos inmobiliarios y una creciente morosidad. Europa ha puesto en marcha una línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros de uso exclusivo para la banca. Pero, ¿cómo funciona en realidad el rescate? ¿Qué bancos serán asistidos? ¿Cómo recibirán la ayuda? Respondemos a algunas de las preguntas sobre el rescate.

¿Por qué se produce el rescate?

Una parte importante de bancos y cajas no pueden asumir la pérdida de valor de los activos inmobiliarios en sus balances. El Gobierno de España para evitar un colapso financiero ha salido en auxilio del sector, pero no tiene capacidad para ayudar a todas las entidades a sanearse. Por eso ha recurrido a Europa.

¿Por qué el rescate es exclusivo para el sector financiero?

Hasta ahora, Bruselas había realizado rescates a los Estados (Portugal, Irlanda y Grecia). Esta vez, la ayuda va dirigida exclusivamente al sistema bancario español. La Comisión Europea trata así de encapsular el problema financiero que padecen los bancos.

¿Quién pone el dinero del rescate?

Los Estados miembros en función de su participación en el Banco Central Europeo (BCE) —Alemania (27,1%), Francia (20,3%) e Italia (17,9%)—. Según los fondos aportados por cada país y los avales que presten para conseguir dinero en los mercados.

¿Cómo se canaliza la ayuda europea?

Europa cuenta con dos fondos de ayuda: la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (FEEF), el llamado fondo de rescate temporal, creado en mayo de 2010 y en vigor hasta mediados de 2013. Y el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), cuya entrada en vigor está prevista para el 1 de julio, cuando sea ratificado por los Estados miembros. El préstamo a través del FEEF no puede ser directo a la banca, debe pasar por el Gobierno antes de inyectarlo en las entidades.

¿Cómo se inyecta el dinero a los bancos?

El fondo europeo concederá el préstamo a España cuando el Gobierno suscriba las condiciones. El dinero irá a parar al Fondo de Restructuración Ordenada Bancaria (FROB), un instrumento creado por el Ejecutivo para ayudar al saneamiento de la banca. Una vez depositado en ese fondo estatal, se distribuirá a las entidades en función de sus necesidades de capital.

¿Quién tiene que devolver el dinero del rescate?

Es el Gobierno de España el máximo responsable de devolver los fondos que reciba Bruselas. Ese dinero pasa a ser considerado como deuda pública.

¿Qué condiciones financieras tiene el crédito de Bruselas?

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró el sábado pasado, tras pedir la ayuda europea, que “el préstamo tendrá condiciones muy ventajosas para el FROB para dar estabilidad a las entidades que lo necesiten”. En realidad, el rescate no es más que un préstamo blando, con un tipo de interés cercano al 3%, casi la mitad de lo que España paga en los mercados: el 6,3% por un bono a 10 años. Una de las claves del préstamo europeo está en el plazo en que el Estado tiene que devolverlo. Aún está pendiente de acuerdo entre el Gobierno y sus socios europeos, aunque puede rondar los 10 años.

¿Pagarán intereses los bancos por la ayuda del Estado?

Las entidades podrán recibir el dinero mediante dos vías: a través de inyecciones directas de capital —como Bankia, que ha pedido 19.000 millones de euros— o mediante los bonos contingentes convertibles (bautizados como cocos, que son préstamos que se pueden convertir en capital). En caso de que estas ayudas no se devuelvan, como ha sucedido con Bankia, el Estado se convertirá en accionista. Es decir, estos bonos se convertirán en acciones. Si una entidad requiere una inyección directa en el capital, el Estado también se convierte en accionista de esta entidad y esa ayuda no genera intereses. Por contra, si el banco se limita a pedir un bono convertible tendrá que pagar el interés que fije el Gobierno, cerca al 10%.

¿Qué entidades necesitarán ayuda del fondo de rescate?

Las grandes entidades, Santander, BBVA y La Caixa, que representan el 47% del sector, pueden digerir con solvencia la indigestión de ladrillo, según el Fondo Monetario. El resto de entidades acudirá al rescate en función de las necesidades de capital que destapen las auditoras contratadas por el Gobierno para examinar sus balances. Las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger presentarán el resultado sobre su análisis del sector antes del próximo 21 de junio. Mientras, las auditoras harán un examen más minucioso antes de final de julio.

¿Cuánto dinero recibirán las entidades?

El Fondo Monetario Internacional considera que el sistema financiero español necesita unos 40.000 millones para sanear sus balances. No obstante, habrá que esperar al resultado de las consultoras y auditoras para determinar el volumen de la ayuda. Fuentes del sector consideran que a la cifra del FMI se le puede aplicar un multiplicador de seguridad, del 1,5%, para “tranquilizar a los mercados”. En ese caso, la banca recibiría una inyección de cerca de 60.000 millones. En cualquier caso, el fondo de rescate ha puesto a disposición de España un crédito de hasta 100.000 millones de euros.

¿Cuándo llegará el dinero a los bancos?

Una vez que el Gobierno ha solicitado la ayuda y el Eurogrupo ha puesto en marcha el programa de asistencia financiera que incluye el examen del sector financiero por auditoras independientes. El Gobierno ya se anticipó a esa condición al contratar a consultoras y auditoras para examinar el sector. Este proceso será supervisado por técnicos del Banco Central Europeo y de los bancos centrales de Holanda y Francia. Se espera que a final de julio esté el cálculo concreto sobre las necesidades de la banca. A partir de entonces se producirá una negociación entre el Gobierno y el Eurogrupo sobre las condiciones del préstamo y las exigencias a las entidades. Todas las condiciones de Bruselas se reflejarán en un documento que deberá ser suscrito por España. Todo el proceso podría alargarse varias semanas.

¿Afectará el rescate a su bolsillo?

Tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como el ministro de Economía, Luis de Guindos, han remarcado en sus comparecencias para explicar el rescate que no tendrán “condicionamientos macroeconómicos ni fiscales”. Ambos circunscribieron las exigencias de Bruselas a las entidades afectadas. No obstante, Bruselas pedirá mantener el nivel de reformas. El documento del Eurogrupo en el que se autoriza el rescate se destaca que España estará sometida a una fuerte vigilancia por parte de las autoridades europeas. También advierte de que no se permitirá la más mínima desviación en el objetivo del déficit, en el 5,3% del PIB para 2012. En las condiciones del fondo de rescate europeo se prevé un seguimiento continuo a la situación financiera y presupuestaria de España. La Comisión Europea presentó hace un par de semanas sus recomendaciones para el país que incluía elevar el IVA, acelerar la reforma de las pensiones y endurecer todavía un poco más la reforma laboral. Esas recomendaciones se convierten ahora en algo más que consejos.

¿Qué condiciones se imponen a las entidades?

Los bancos y cajas que soliciten ayudas públicas deberán cumplir “afrontar su saneamiento, su reestructuración o liquidación como condición para recibir las ayudas”, según las condiciones del FEEF. El sector descuenta que tendrá que suprimir oficinas y reducir plantillas. Además, se controlará el sueldo y los bonus de ejecutivos.

Más información