Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas afirma que las cifras publicadas sobre la banca son “disparatadas”

López-Istúriz rectifica y asegura que hablaba de 100.000 millones por los medios

Asegura que no se trataría ni de un "rescate" ni de una "intervención", sino de "una ayuda"

Ha comenzado el baile de cifras. A la espera de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) publique el próximo lunes su informe sobre las necesidades de la banca española y las dos consultoras contratadas por el Gobierno hagan lo mismo en dos semanas, la Comisión considera que las cifras que se están manejando son “disparatadas” y recomienda tranquilidad hasta que se conozcan los detalles del agujero bancario.

“Que las necesidades pudieran situarse entre 40.000 y 80.000 millones, como he leído hoy, me parece irresponsable y disparatado”, ha asegurado en Bruselas el portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión, el español Amadeu Altafaj.

El portavoz no ha mencionado las declaraciones que este mañana ha hecho el secretario general del PP Europeo, Antonio López-Istúriz, que ha estimado las necesidades de la banca española entre 80.000 y 100.000 millones. Tras el revuelo que han provocado sus palabras, el propio dirigente popular ha matizado que no tiene información adicional sobre los análisis que se están realizando sobre el sector bancario español y que ha hablado de unas cifras que había visto en los medios.

En lo que sí se ha ratificado López-Istúriz es en que está convencido de que el Consejo Europeo del 28 y 29 de junio “dará luz verde” a los mecanismos de ayuda “su fuera necesario” y que el fondo de rescate tiene capacidad suficiente para hacer frente a las necesidades de España.

"No es serio especular con cifras que tienen margen de error de 40.000 millones de euros. Primero hay que ver las necesidades, que es lo que está haciendo el Gobierno español para aportar claridad y transparencia y para disipar dudas”, ha respondido el portavoz comunitario.

El portavoz del comisario Olli Rehn ha zanjado el debate sobre quién sería el receptor del rescate si este finalmente llega, el Estado español o los bancos auxiliados. “Existe la posibilidad de aportar fondos europeos para recapitalizar a las entidades financieras bajo condiciones estrictas. Esta condicionalidad se aplica a los bancos, pero el que tiene que responder por ellos es el estado, que canaliza estos fondos”, ha asegurado.

Unas horas después de la comparecencia de Alfataj, Reuters ha informado que, citando a fuentes del FMI, las necesidades del sistema financiero español rondan los 40.000 millones. Por su parte, la cifra que barajan la mayoría de analistas es de entre 50.000 y 60.000 millones, más que lo que el presidente del Santander, Emilio Botín, considera suficiente para sanear el sector. En opinión del banquero, bastaría con 40.000 millones de fondos públicos para recapitalizar a las entidades nacionalizadas o intervenidas, ya que el resto podría afrontar el proceso por sus propios medios. Sin embargo, coincide, por lo alto, con la que hoy publica el Financial Times, que citando a fuentes oficiales de las autoridades europeas apunta a 80.000 millones.

Sobre los famosos hombres de negro que mencionó hace dos días el ministro Cristóbal Montoro, Altafaj ha asegurado que lo que pueden llegar a España son funcionarios europeos, que están tan comprometidos con los funcionarios españoles en la estabilidad financiera y el crecimiento. “No vamos vestidos de negro, sino de muchos colores”, ha bromeado.

Por otra parte, las declaraciones de López-Istúriz han coincidido en el tiempo con el relevo del hasta ahora coordinador de la subcomisión para la reestructuración bancaria y saneamiento financiero del Congreso, José María Beneyto, tras sus sonadas declaraciones del pasado fin de semana en las que afirmó que no era descartable un hipotético rescate de España por parte de la Unión Europea.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >