Obama urge “un plan inmediato” para fortalecer la zona euro

Estados Unidos espera que la Unión Europea tome medidas antes de la cumbre del G-20 El presidente contacta con Cameron, Monti y Merkel para alentar a la UE a realizar cambios

Cameron y Obama, en una pasada reunión del G-20.
Cameron y Obama, en una pasada reunión del G-20.AFP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro británico, David Cameron, “están de acuerdo en la necesidad de que haya un plan inmediato para hacer frente a la crisis del euro y restaurar la confianza de los mercados, así como una estrategia a largo plazo para asegurar una moneda única”, según una portavoz de Downing Street. Obama, según ha revelado la Casa Blanca, también ha mantenido contactos telefónicos con el primer ministro italiano, Mario Monti, y con la canciller alemana Angela Merkel.

Esa coincidencia de criterios se puso de relieve en una conversación telefónica que Obama y Cameron mantuvieron el martes por la noche para preparar la cumbre que los jefes de Estado o de Gobierno del G-20 mantendrán el 18 y 19 de este mes en Los Cabos (México).

Downing Street hizo estas revelaciones, por otra parte tampoco muy sorprendentes, en vísperas del encuentro que este jueves mantendrá en Berlín el primer ministro con la canciller alemana, Angela Merkel. Cameron lleva meses urgiendo a la zona euro a actuar “de forma decisiva” para crear un cortafuegos efectivo que evite el contagio, asegurar que los bancos estén bien capitalizados, crear un sistema fiscal transfronterizo y poner en marcha una política monetaria de apoyo en la zona euro.

Más información
EE UU y Japón piden más apoyo a los países con problemas
Lagarde: “Los encerraría hasta que encontrasen un plan para Europa”

El primer ministro parece cada vez más ansioso por acabar con una crisis, la del euro, a la que él atribuye el hecho de que la economía británica haya vuelto a entrar en recesión a pesar de que había vuelto a la senda del crecimiento justo antes de que conservadores y liberales-demócratas formaran la coalición que gobierna Reino Unido. Y no solo cae la economía: también los partidos del Gobierno se hunden en las encuestas.

Las presiones de Cameron se han incrementado en las últimas semanas, con llamamientos cada vez más alarmistas que parecen ocultar con su retórica el hecho de que el Reino Unido tiene muy poca influencia real en estos momentos sobre lo que pueden hacer o no los países del euro. Indicio de esa irrelevancia es el hecho de que Cameron estuviera ausente del inesperado encuentro de tres horas mantenido por Obama, Merkel, el presidente francés François Hollande y el primer ministro italiano, Mario Monti, en Camp David, después de la cena de la reciente cumbre.

Conversaciones también con Alemania e Italia

Dentro de los recientes contactos sobre la crisis y los preparativos de la cumbre de Los Cabos, el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, ha hablado con el viceprimer ministro de China, Wang Qizhan, sobre los acontecimientos recientes ocurridos en Europa y los problemas que encara la economía mundial.

Además, según asegura Reuters, Obama también ha mantenido conversaciones telefónicas con la canciller alemana Angela Merkel y con el primer ministro italiano Mario Monti para comentar las necesidades de la zona euro, según aseguró hoy la Casa Blanca. "Los líderes coincidieron en la importancia de las medidas necesarias para fortalecer la resistencia de la zona euro y el crecimiento en Europa y en el mundo, y acordaron mantenerse en contacto", señaló el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en una pequeña rueda de prensa con los periodistas que viajaban con Obama a bordo del Air Force One. 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS