Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos viaja a Berlín para reunirse con su homólogo en pleno repunte de la crisis

El ministro promete "luz y taquigráficos" en todo lo que rodea a la nacionalización de Bankia

Atribuye el repunte de la prima de riesgo y de la presión contra España a Grecia

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha negado este miércoles que el Gobierno haya presentado ningún plan al Banco Central Europeo sobre Bankia en una jornada en la que las crecientes dudas sobre la recapitalización financiera han elevado la presión contra la deuda española a máximos. "El Gobierno no ha presentado ningún plan al BCE para ver cómo se recapitaliza Bankia porque no lo tiene que hacer. El Gobierno es perfectamente consciente de cuáles son las alternativas disponibles cumpliendo con las reglas mercantiles nacionales y europeas. No se ha presentado ningún plan y, por tanto, no podía haber ningún rechazo por parte del BCE. Es así de simple", ha zanjado el ministro antes de salir volando hacia Berlín, donde se va a reunir con su homólogo alemán, Wolfgang Schaüble.

Guindos ha enmarcado el encuentro, que coincide con la subida de la prima de riesgo española a sus niveles más altos de toda la era euro, en los contactos que mantiene habitualmente con sus colegas europeos. De hecho, ha destacado que también tiene previsto reunirse con el ministro de Economía francés, Pierre Moscovici. "Es un encuentro periódico como los que mantengo de forma periódica con mis colegas" europeos, ha insistido. Guindos se entrevistó con Schaüble el pasado día 30 de abril en Santiago.

En lugar de inyectar deuda directamente en el grupo financiero, una de las alternativas que ha manejado el Ejecutivo para reflotar la entidad, tal y como informó el pasado fin de semana EL PAÍS, el ministro ha confirmado el paso atrás y el regreso a las prácticas habituales para estos casos. "El mecanismo (que se utilizará) es el habitual que se ha empleado ya con las inyecciones del FROB anteriores: emisiones del FROB que se hacen en los mercados de capitales y que, posteriormente a medida que se requiere, se va inyectando", ha puntualizado, destacando además que el auditor "ya ha firmado las cuentas" de Bankia de 2011, lo que "es un elemento adicional de seguridad".

"Hagan caso al Gobierno y no al Financial Times (el rotativo que ha publicado el rechazo del BCE a inyectar deuda)", había respondido horas antes el ministro a la portavoz económica del PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero, que preguntaba sobre cómo se darán los 19.000 millones de ayuda que solicita Bankia.

Sin salir del tema Bankia, Guindos ha asegurado que el Gobierno "lo único que quiere es luz y taquígrafos" en todas las operaciones que implican el uso de dinero público, como el caso de Bankia. "No puede ser de otra forma", ha subrayado en respuesta a las palabras pronunciadas por el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, en el Senado, donde ha garantizado que desearía comparecer para dar su versión sobre la nacionalización de la cuarta entidad del país, pero que no lo hace "por responsabilidad", ya que el Gobierno considera que no debe hablar en una situación "tan dramática".

Ante las peticiones para que se cree una comisión de investigación en el Parlamento, De Guindos ha recalcado que "la obligación del Gobierno es estabilizar la situación de una forma responsable", y ha reclamado "coherencia y responsabilidad" a todas las fuerzas políticas. Hay que tener en cuenta además que "la crisis financiera no empieza y no acaba en Bankia", ha subrayado el ministro al recordar intervenciones anteriores en Caixa Catalunya, Novocaixa Galicia, Caja Castilla-La Mancha y Cajasur.

Durante su comparecencia ante la prensa en el Congreso, Guindos también ha abordado el repunte en la prima de riesgo. Sobre el ascenso hasta niveles de récord de este indicador, el ministro, que ha reconocido que "no es sostenible a largo plazo", ha defendido que se debe a las dudas sobre el futuro político en Grecia. Por este motivo, ha mostrado su confianza en que la prima volverá a niveles razonables tras las elecciones griegas. De esos comicios, ha dicho, saldrá con toda seguridad un gobierno estable que ponga en marcha las medidas del plan de rescate comprometido, y esa es la convicción en Europa.

Por lo que respecta al encarecimiento que le supone a la financiación de España el repunte de la prima de riesgo, que mide el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, De Guindos ha reiterado que el Tesoro español se financia perfectamente. Las necesidades netas de emisión en lo que resta de año son extremadaente reducidas, apenas 3.000 millones de euros, por lo que no existe necesidad de celebrar subastas más allá de las previstas. Cuando se disipen las dudas sobre Grecia, ha asegurado, y se celebre la próxima cumbre europea a finales de junio, la prima de riesgo se reducirá "necesariamente".

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >