Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU amplía el examen de las pérdidas de JP Morgan en derivados

El FBI se suma al examen que el regulador del mercado de valores de EE UU inició a la contabilidad de la financiera

El FBI se suma al examen que el regulador del mercado de valores en EE UU inició el viernes a la contabilidad de JP Morgan Chase, a raíz de las pérdidas superiores a los 2.000 millones de dólares (más de 1.500 millones de euros) originadas en una compleja cartera que invertía en derivados. La investigación del Departamento de Justicia está aún en una fase preliminar y para que se emprenda alguna acción debe probar antes que se cometió algún delito.

La investigación del FBI la sacó a la luz The Wal Street Journal al concluir en Tampa (Florida) la junta anual de accionistas de la entidad, que congregó a unos 300 inversores. Jamie Dimon, su presidente y consejero delegado, superó la cita sin problemas. Su remuneración, que asciende a 23 millones, pasó con un respaldo del 91% y cayó la iniciativa para partir su cargo.

Pero algunos accionistas no dejaron pasar la oportunidad para sacar a colación la controvertida operación en su oficina de inversión en Londres. La investigación que lidera la oficina del FBI en Nueva York no presupone que el banco o sus empleados hayan cometido alguna irregularidad, pero mantiene vivo el debate sobre el riesgo que asumen los grandes bancos gracias a su tamaño.

JP Morgan empezó a buscar culpables. Entre los señalados está el español Javier Martín-Artajo, uno de los ejecutivos a cargo de la gestión de riesgo en Europa, en el departamento de inversión de la oficina en Londres del banco. Según Bloomberg, la entidad está investigando la operativa del departamento al que pertenece Martín-Artajo, experto en activos inmobiliarios y deuda corporativa.