Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La construcción sigue destruyendo empleo cuatro años después

Los ocupados en el sector bajan a 1,18 millones frente a los más de 2,7 millones de 2007

El paro se acerca al medio millón de desocupados que afrontan un futuro más que incierto

Ladrillos y escombros apilados delante de una obra.
Ladrillos y escombros apilados delante de una obra. EFE

La construcción, el sector económico más afectado por la crisis tras cuatro años de ajuste inmobiliario, sigue destruyendo empleo, lo que pone en evidencia que el parón del mercado inmobiliario aún no ha tocado fondo. Según la EPA que ha publicado hoy el INE correspondiente al arranque del año, la ocupación ha descendido en la construcción en 90.200 personas tras su séptimo trimestre consecutivo a la baja.

Con este recorte, el total de trabajadores relacionados con esta actividad baja a 1,18 millones. Antes del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, a finales de 2007, en la construcción trabajaban más de 2,7 millones de personas.

En cuanto al paro, el número de personas sin trabajo vinculados a la construcción aumenta en 29.500 en su peor trimestre desde el arranque de 2009. Con este ascenso, el total de desempleados se acerca peligrosamente al medio millón. La preocupación surge del hecho de que, tal y como reconocen desde los propios implicados en el sector hasta el Gobierno o los analistas, los buenos tiempos del ladrillo no volverán y la obra pública tardará unos años en recuperar su actividad, víctima de los recortes. Por este motivo, la recolocación de todos estos parados y su regreso al mercado laboral se augura difícil.

Asimismo, el dato del paro del inicio de 2012 supone volver a las tasas negativas ya que el desempleo en la construcción había logrado bajar en los tres últimos meses de 2011. En cualquier caso, hay que recordar que el invierno siempre es mala época para la construcción, ya que muchas obras se paran y echan a sus trabajadores con vistas a recuperar la actividad una vez pase el frío. No obstante, en este año, la destrucción de empleo como el aumento del paro han sido más intensos que los registrados en el mismo periodo de 2011.

En cuanto al resto de sectores, los Servicios registran 184.800 ocupados menos, la Construcción 90.200, la Industria 67.000 y la Agricultura 32.300. Del lado del desempleo, el paro aumenta en todos los sectores. Así, en los servicios hay 147.900 parados más, en la agricultura 59.700, en la industria 49.800 y también crece elparo entre las personas que perdieron su empleo hace más de un año (66.200 más) y entre quienes buscan su primer empleo (12.800).