S&P rebaja dos peldaños la deuda española ante las dudas sobre la banca

La agencia destaca el "deterioro" del déficit y "una mayor probabilidad" de que el sistema financiero necesite más fondos La firma prevé una caída del PIB del 1,5% este año y del 0,5% para el siguiente

La agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) ha asestado este jueves un nuevo golpe a la economía española. La firma ha anunciado una rebaja de la nota de solvencia de la deuda soberana en dos escalones, hasta BBB+, un nivel que se considera aprobado alto, pero que está a solo tres pasos del bono basura. La agencia estadounidense justifica su decisión en la peor coyuntura económica, el incremento del déficit y el convencimiento de que, tarde o temprano, la banca necesitará más fondos del Gobierno.

El nivel BBB+ supone para España dejar el grupo A, el de los mejores, y aleja aún más a la deuda española de la máxima nota (está siete peldaños por debajo de la triple A), que España perdió en enero de 2009. “Hemos adoptado un nuevo escenario base macroeconómico, que consideramos acorde con la rebaja de rating y con la perspectiva negativa”, afirma la agencia en un comunicado. “Así, hemos revisado nuestra previsión de evolución real del PIB para 2012 y 2013 y ahora prevemos una contracción del 1,5% y de un 0,5%, respectivamente, comparado con crecimientos del 0,3% y del 1% que estimábamos en enero de 2012”, añade. La caída de la demanda interna y el plan de consolidación fiscal del Gobierno — “cuyos principales ajustes se concentran en los primeros años del programa”— son algunos de los elementos que explican el deterioro de la situación económica, a juicio de la agencia.

Fuente: Bloomberg.
Fuente: Bloomberg.EL PAÍS

Sin embargo, S&P da un voto de confianza a las nuevas medidas puestas en marcha. “A pesar del entorno económico desfavorable, consideramos que el Gobierno ha puesto en marcha un programa de reformas de gran calado, que deben apoyar el crecimiento económico a largo plazo”. La agencia estadounidense cita la reforma laboral, que “podría mitigar muchas de las rigideces estructurales del mercado de trabajo español”. “Al mismo tiempo consideramos que es difícil que la reforma pueda conducir a una creación neta de empleo a corto plazo”, añade.

Sin embargo, alerta de que “el sistema bancario comercial español ha aumentado bruscamente su dependencia de las fuentes de financiación oficial hasta un nivel considerablemente mayor del que anticipamos en enero”.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50