Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos defiende "evadirse" de lo que pasa en los mercados "a corto plazo"

"España no necesita un rescate en este momento", dice el ministro de Economía

El ministro Guindos, antes de su intervención.
El ministro Guindos, antes de su intervención.

Las probabilidades de que el país necesite el doloroso rescate financiero internacional, como Grecia, Portugal o Irlanda, crecen a medida que los intereses y, por tanto, el coste de su deuda pública se disparan en los mercados, recelosos de que el Estado pueda pagar lo que debe. España aún tiene margen —sus bonos a 10 años pagan hoy un interés del 5,9% y la línea roja suele situarse por encima del 7%—, pero el acoso de los inversores a España prosigue hoy, pese a todos los recortes anunciados.

"En los mercados es bueno evadirse de lo que pasa a corto plazo", ha dicho hoy el ministro de Economía, Luis de Guindos, durante un desayuno-coloquio organizado por el Forum Europa, quitando hierro a la volatilidad de la Bolsa española y el mercado de deuda pública, que se ha colocado en el centro de las dudas. La prima de riesgo —el sobreprecio que se paga respecto a la referencia de Alemania— ha superado esta mañana los 420 puntos básicos (4,2 porcentuales), 18 por encima de la última jornada pese a lo austero de los Presupuestos Generales del Estado presentados la semana pasada y el recorte de adicional de 10.000 millones anunciado ayer en las áreas de sanidad y educación.

"Las turbulencias de la prima de riesgo no nos pueden hacer perder el rumbo a medio plazo", ha recalcado antes Guindos ante un nutrido auditorio, ante el cual ha querido defender, en varias ocasiones, que el Gobierno está llevando a cabo toda la batería de reformas y recortes "por convicción" y no por la imposición de los mercados ni de los socios europeos.

Bajo supervisión

El ministro ha recordado que el Tesoro Público ya ha financiado prácticamente el 50% de las necesidades previstas para este año y que la economía española "está bajo supervisión macroeconómica, que es pública, desde 2010, pero los socios europeos saben que el Gobierno es el mejor aliado para la búsqueda de soluciones". En esta línea, después, en declaraciones a los medios, ha recalcado que España "no necesita el rescate en estos momentos".

En esa batería de "soluciones" posibles, una subida del IVA no está en los planes del Gobierno para este 2012, según Guindos. Ni palabra de 2013. "Este año no está previsto en absoluto", ha dicho el titular de Economía, quien, en cualquier caso, ha dejado claro que no le gusta como mecanismo. Después de la subida del anterior Gobierno del PSOE, que elevó el tipo general del 16% al 18%, "se vio que la recaudación se estancaba en cuanto se pudo hacer la comparativa en términos homogéneos", sostiene. A su juicio, "el efecto de la subida del IVA pasa con el tiempo y la caída del consumo del segundo semestre de 2011 puede tener que ver con la subida".

La economía española ha cerrado el primer trimestre del año con una caída del PIB "muy similar" a la del cuarto trimestre (descenso del 0,3%), pero "no mucho peor", lo que significa "estabilización". Y dio un mensaje parecido para el empleo: los datos no serán "especialmente positivos", pero tampoco mostrarán un "deterioro adicional".

Reforma financiera

En cuanto a la reforma del sistema financiero, que Bruselas ha pedido a España que acelere, el titular de Economía ha defendido que el proceso está siendo "rápido e intenso" y ha insistido en que dará lugar a "menos entidades financieras, pero más fuertes y mejor gestionadas".

La cuestión es cuánto costará el proceso al bolsillo de los contribuyentes. Y Guindos, en este aspecto, ha dicho que el objetivo del Gobierno es que las "potenciales ayudas" que se necesiten para la privatización del Banco de Valencia y Catalunya Caixa, cuyo proceso de subasta ha dicho que se inicia este jueves, salgan del Fondo de Garantía de Depósitos. Este fondo se nutre de las aportaciones de los bancos. A pesar de las peticiones al respecto por parte del sector bancario, Guindos ha dicho que no se prevén ayudas del FROB (el fondo de rescate bancario) en las privatizaciones, aunque ha dejado de coletilla que "de todas formas el FROB siempre está ahí, por detrás".