Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania presiona para que España haga este año más de la mitad del ajuste

Bruselas confirma que ha puesto a la economía española bajo vigilancia

La canciller alemana, Angela Merkel, el lunes en rueda de prensa.
La canciller alemana, Angela Merkel, el lunes en rueda de prensa. EFE

Alemania quiere que más de la mitad del ajuste que debe hacer España para cumplir con la meta de déficit del 3% el año próximo se concentre en 2012, según fuentes europeas. De ahí la corrección del Eurogrupo a los deseos del Gobierno de Rajoy para que incluya en los Presupuestos un déficit más exigente que lo que pretendía el Ejecutivo. Y de ahí, en parte, que Bruselas haya puesto a España bajo vigilancia para evitar incumplimientos: la Comisión Europea confirmó ayer que mirará con lupa los próximos presupuestos y que enviará una misión de expertos a Madrid a mediados de abril.

“No hay misiones especiales, son misiones regulares”, reiteró un portavoz, pese a que los técnicos viajarán a España apenas un mes después de la anterior visita. Esa nueva misión permitirá ajustar las previsiones económicas y estudiará la evolución de los desequilibrios económicos de España, como ocurre con otros 11 países (Francia, Italia y Reino Unido, entre ellos). Pese a los desencuentros de los últimos tiempos, el Ejecutivo comunitario aseguró que mantiene “intercambios frecuentes de información” con las autoridades españolas sobre los presupuestos, que se presentarán el viernes coincidiendo con el Ecofin informal de Copenhague.

Tanto la Comisión como los socios europeos verificarán en la capital danesa que el proyecto de presupuestos incluye los ajustes adecuados. Eso exigirá a España recortes de gasto y subidas de impuestos por importe de unos 35.000 millones este año, de los que el Gobierno ha puesto en marcha unos 15.000. “Examinaremos con detalle los presupuestos para cuantificar el impacto fiscal de cada medida incluida”, dijo el portavoz del comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn. Los analistas tienen serias dudas acerca de que España logre cumplir sus metas pese al tijeretazo: el recorte requerido, del 8,5% al 5,3%, “es francamente imposible debido a que agravará la recesión y eso hundirá los ingresos públicos”, resumió Jesús Fernández-Villaverde, de la Universidad de Pensilvania.

El caso es que Bruselas, y sobre todo Berlín, aprietan de lo lindo. Pese a las reformas ya iniciadas, el ministro alemán Wolfgang Schäuble reclama a España un esfuerzo para hacer más de la mitad del ajuste este año ante el nerviosismo en los mercados, según confirmaron fuentes comunitarias. Ese nerviosismo llevó ayer a la Bolsa española a ser casi la única de las grandes de Europa en números rojos. España está bajo los focos: la Comisión reiteró ayer su confianza en la política económica de Rajoy, tras un fin de semana de rectificaciones por parte de Rehn y del primer ministro italiano, Mario Monti, que habían puesto en duda la capacidad de España para reducir su déficit. El mensaje oficial en Bruselas es ahora que el Gobierno tiene capacidad para cumplir, en una semana complicada por la huelga general y el examen del Presupuesto. En privado la exigencia es máxima: “Todo el mundo aplaude los esfuerzos del nuevo Gobierno, pero al mismo tiempo sabemos lo difícil que hubiera sido pasar del 5,8% al 3% en 2013. Eso es lo que motivó la declaración del Eurogrupo, en el que hubo un consenso completo”, dijo una fuente diplomática en relación a las exigencias de Berlín y Bruselas. La respuesta española llegará el viernes.