Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda reforzará la persecución del fraude de deportistas y artistas

La Agencia Tributaria vigilará a las personas que muestren signos de riqueza

Hacienda investigará las importaciones provenientes de Asia

El organismo controlará las operaciones en efectivo de importe elevado

Hacienda pone la diana en los deportistas de élite y los artistas que cometan fraude fiscal. La Agencia Tributaria intensificará la vigilancia sobre las "actividades profesionales, de artistas o deportistas para descubrir tanto ingresos no declarados como gastos ficticios, utilizando la información disponible sobre actividades u operaciones en las que hayan intervenido o sobre los signos externos de riqueza que revelan, y analizando la coherencia y proporcionalidad de las partidas de gasto declaradas".

Según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE), la Agencia Tributaria prestará "atención preferente a aquellos profesionales que obtienen ingresos no sometidos a retención a cuenta y aquellos que incorporen como gastos de la actividad, partidas que, en realidad, son gastos de naturaleza personal". Algunas de las operaciones más sonadas de la Agencia Tributaria tuvieron que ver con las investigaciones a artistas como Lola Flores, quien a finales de los ochenta fue sancionada con una multa millonaria. Más recientemente otros famosos como Ana Torroja, Alejandro Sanz o Joaquín Cortés han sido objeto de la fiscalización de Hacienda. Entre los deportistas más conocidos, el tenista Rafael Nadal ha estado bajo la lupa de la Agencia Tributaria y se ha visto obligado a cambiar el domicilio fiscal de sus empresas, que se beneficiaban de una tributación menor.

Hacienda también vigilará las "operaciones en efectivo de elevado importe", según la directrices generales del plan anual de control tributario y aduanero 2012. Entre los objetivos principales que se fija la institución también está el control de las importaciones procedentes fundamentalmente de Asia.

Si combatir el fraude ha sido siempre un objetivo prioritario, en estos momentos es esencial"

Agencia Tributaria

La Agencia estatal justifica el estrechamiento del cerco al fraude fiscal "por el contexto económico caracterizado por el crecimiento negativo del PIB y por un déficit de las cuentas públicas". Y precisa: "Si combatir el fraude ha sido siempre un objetivo prioritario, en estos momentos resulta esencial". La institución se plantea perseguir el contrabando y el blanqueo de capitales. "Será prioritaria la persecución del contrabando de cigarrillos que experimenta en la actualidad un importante incremento por la crisis económica".

La declaración de intenciones del órgano fiscalizador señala que se "perseguirán las conductas fraudulentas que generen alarma social, como el empleo de facturas falsas". Otro de los objetivos es el control de las grandes empresas que se deducen los gastos financieros generados "artificiosamente" para no pagar impuestos. Es una de las persistentes reclamaciones de los asesores fiscales que recuerdan que este mecanismo rebaja el tipo efectivo del impuesto de sociedades desde el 30% hasta menos del 15%.