Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Standard & Poor's amenaza a la eurozona con una rebaja general de calificaciones

La agencia de calificación advierte a Francia, Italia y España de que podría rebajarles hasta dos escalones y amenaza a los otros cinco países con máxima nota.- El aumento de las tensiones crediticias y de la prima de riesgo y los desacuerdos de los líderes europeos fuerzan la decisión de la agencia

Los nubarrones aparecen incluso en los días de buenas noticias. Tras una jornada de euforia en los mercados, la agencia Standard & Poor's ha aguado la fiesta al anunciar esta noche que se plantea rebajar la calificación de prácticamente toda la eurozona. La degradación afectaría incluso al hasta ahora intocable club de la triple A, la máxima nota crediticia, grupo encabezado por Alemania y en el que también están Francia, Holanda, Austria, Finlandia y Luxemburgo. En el anuncio de ayer solo se salvaron de la "previsión negativa" ?que supone que hay un 50% de posibilidades de que se le rebaje la nota en un plazo máximo de 90 días?, Chipre, que ya tiene esa etiqueta, y Grecia, que no se ha evaluado en esta ocasión.

S&P, que justifica su decisión por el agravamiento de la crisis y las tensiones en la unión monetaria, menciona cinco factores de preocupación: el endurecimiento de las condiciones de crédito en la eurozona: los mayores riesgos en la deuda soberana de algunos países, incluidos algunos con la triple A; los desacuerdos continuos entre los líderes sobre cómo restablecer la confianza; los elevados niveles de endeudamiento, tanto público como privado; y el creciente peligro de recesión del conjunto de la eurozona en 2012.

"La decisión de hoy está motivada por nuestra creencia de que el estrés sistemático en la zona euro ha aumentado en las últimas semanas de tal modo que ahora puede presionar a la baja la calificación de la eurozona en su conjunto", concreta el comunicado.

Los mercados han especulado últimamente con una rebaja de la calificación de Francia, pero pocos esperaban que la máxima calificación de Alemania se pusiese en duda. S&P dice estar preocupado por "el impacto potencial (...) de la profundización de los problemas políticos, financieros y monetarios de la unión económica y monetaria europea".

S&P anuncia que terminará sus informes lo antes posible tras la cumbre del 9 de diciembre. En los casos de Alemania, Austria, Bélgica, Finlandia, Luxemburgo y Holanda, la rebaja será como mucho de un escalón. En todos los demás ?es decir, Francia, Italia, España, entre otros? el descenso puede ser de dos, uno o ninguno. La agencia ya degradó a España el pasado 13 de octubre, cuando le dejó en AA-, que se podría traducir como un notable alto.

La empresa medidora de riesgos asegura que, aunque suele tardar 90 días en terminar los informes, en esta ocasión tratará de hacerlo más rápido. En una nota se toma la molestia de explicar por qué toma estas decisiones justo antes de una importante cumbre de líderes europeos. "Creemos que la cita del 8 y el 9 de diciembre permite a los gobernantes romper los patrones de lo que consideramos que ha sido una política a la defensiva y gradual", señala la nota. El anuncio del resultado de estos informes se hará al mismo tiempo.

Tras conocerse la noticia, París y Berlín han emitido un comunicado conjunto en el que afirman "tomar nota" de la amenaza y confirman su "voluntad de tomar tomdas las decisiones necesarias para asegurar la estabilidad de la zona euro". "Francia y Alemania toman nota de la perspectiva de reexamen de S&P sobre la nota de los estados miembros de la zona euro", dice el comunicado emitido por la presidencia francesa.

Preocupación por España

España preocupa a la agencia principalmente por tres aspectos: la mala coordinación entre las políticas europeas puede dificultar al Gobierno su plan de ajuste, el elevado peso de la deuda exterior de la economía española y los problemas que podría sufrir si el BCE no logra mitigar las tensiones financieras. De Alemania solo señala dos aspectos (los políticos y monetarios) y de Francia, cuatro (los dos anteriores y los fiscales y del sector exterior).

La difusión de la noticia, primero por Financial Times y luego por la agencia Bloomberg, erosionó los avances en la Bolsa de Nueva York, que cerró con una subida del 0,6%, y provocó la caída del euro. Está por ver cómo reaccionan hoy los mercados ante la noticia.

Las agencias también dieron malas noticias al resto de Administraciones españolas. Los esfuerzos de austeridad de las comunidades serán insuficientes para evitar que excedan el límite de déficit público marcado en el 1,3% del PIB para este año. Esta es la conclusión de Moody's en un documento publicado ayer, en el que mantiene la previsión de que es "probable" que las comunidades excedan en casi un punto porcentual el objetivo fijado, informa Marta Garijo.

La agencia apunta que aunque en los nueve primeros meses el déficit autonómico logró situarse en el 1,19% del PIB, es poco probable que el nivel se mantenga hasta final de año porque "la mayor parte del gasto de las comunidades se produce en el último trimestre". La agencia cita los datos del año pasado: el déficit en el tercer trimestre fue del 1,2%; al final del año se disparó hasta el 2,8%.