Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat confirma el ajuste del 10% y avisa de que habrá más recortes en 2012

El gasto del Gobierno catalán cae a niveles de 2007.- El déficit se situará en el 2,66%

Con el convencimiento de que si no se realizan ajustes para sanear las finanzas -"porque si no todo explotará y pagarán justos por pecadores"-, y con avisos tanto al Gobierno central -sobre la lealtad institucional- como a los mercados internacionales -la Generalitat venderá propiedades-, el consejero de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, ha presentado en el Parlament unos presupuestos para este año que suponen un 10% de reducción del gasto respecto a la liquidación de 2010.

El tijeretazo, no obstante, no será suficiente para reducir el déficit público hasta los objetivos acordados por el Consejo de Política Fiscal y Financiera. De hecho, la Generalitat cerrará el año con un déficit del 2,66%, el doble de lo pactado. El titular de Economía ha advertido también de que los recortes continuarán en 2012, cuando se "profundizará en la racionalización del ahorro en el gasto".

Las partidas de salud, educación y bienestar suman un 70% del gasto, pese a que afrontarán recortes del 6,5%, 7,4% y 10%, respectivamente, respecto a los presupuestos de 2010. Sin embargo, Mas-Colell ha admitido que el ajuste será más complicado para salud, cuyo presupuesto se disparó el año pasado, lo que supuso elevar los niveles de déficit de la Administración catalana. En cambio, el recorte será más asumible para Enseñanza, que el año pasado gastó menos de lo presupuestado. Por el contrario, los departamentos que mayores ajustes tendrán son el de territorio y sostenibilidad, 24%, y empresa y ocupación, 23%. En global, el gasto de la Generalitat cae a niveles de 2007.

Mas-Colell ha insistido en la necesidad de que el Gobierno central se "corresponsabilice" de la situación de las finanzas públicas catalanas. El consejero ha puesto números a esa "lealtad institucional". Si el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero abonara los 1.450 millones de euros del fondo de competitividad, incrementara los fondos de la disposición adicional tercera del Estatut -que corresponde a inversiones en infraestructuras- (1.200 millones) y se produjera el traspaso de los hospitales y edificios que ahora son titularidad de la Seguridad Social, valorados en 200 millones, el déficit podría reducirse a 1,26%.

En general, descienden todos los capítulos del presupuesto: los gastos de personal bajan un 5,8%, mientras que las inversiones descienden el 42,4%. Solo una partida del presupuesto asciende: el pago de los intereses de la deuda, que sube a 1.477 millones de euros, el 32,1% más que el año pasado. El titular de Economía ha advertido también de que los recortes continuarán en 2012. El proyecto de ley de presupuestos se debatirá en un pleno de enmiendas a la totalidad el 15-16 de junio y está previsto que se apruebe en el último pleno de julio, el 20-21 de julio.