Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez rechaza la petición de Marsans de dejar en suspenso la prohibición de la IATA

El grupo de Díaz Ferrán había solicitado la adopción de medidas cautelares contra la decisión de la organización internacional

El juez ha rechazado hoy la petición de Viajas Marsans de suspender cauterlarmente la prohibición de la IATA que impedía al grupo propiedad del presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y su socio, Gonzalo Pascual, seguir vendiendo billetes hasta que no se pusiesen al día en los pagos que tienen pendientes con la organización.

En un auto publicado hoy, el juez reconoce que "hasta el momento actual ninguna de las entidades actoras ha dejado de atender los pagos de las liquidaciones de la IATA", pero sostiene que Marsans no ha justificado "convenientemente" las razones de urgencia para adoptar las medidas cautelares ni ha acreditado que los nuevos requisitos de la IATA les afecten sólo a ellos.

El pasado 20 de abril, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) retiró a Viajes Marsans la licencia para la venta de billetes de avión tras exigirle que presentara un aval de 20 millones de euros. No obstante, ha llegado a un acuerdo con las aerolíneas para poder seguir ofreciendo pasajes a los clientes en sus más de 600 agencias pese a la prohibición. También la naviera Grimaldi ha instado el concurso de acreedores de Marsans en un juzgado de Madrid.

Viajes Marsans atraviesa una delicada situación que está intentando superar con la venta troceada de sus negocios. Dentro de esta política, el pasado 26 de abril traspasó a la empresa Hotelbeds, del gigante del sector Tui Travel, el operador de turismo receptivo Club Caribe y la empresa de autobuses Hilario Tours, sus empresas en República Dominicana. Además, el grupo trata de vender su negocio en Portugal, el mayorista Mundicolor y la división de viajes de empresa, por los que según fuentes del sector hay ofertas firmes.