Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'Wall Street Journal' recomienda a Zapatero "recortar las alas de los sindicatos"

El rotativo afirma que el presidente ha encontrado a su propio Reagan con sus decisiones contra los "millonarios sueldos" de los controladores

El periódico The Wall Street Journal recomienda al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que "recorte las alas a los sindicatos", tal y como está haciendo con los controladores aéreos. En un editorial titulado Zapatero encuentra su Reagan interior (Zapatero finds his inner Gipper, el apodo con el que era conocido el presidente de Estados Unidos), el rotativo equipara las actuaciones del Ejecutivo español contra los "multimillonarios sueldos" de los controladores con la campaña que en 1981 llevó a cabo la Casa Blanca contra el mismo colectivo.

"Un paro del 20% y un déficit público que supera los dos dígitos, han obligado al presidente español a actuar", afirma el WSJ tras recordar que ha puesto a AENA en el primer plano de su lucha contra el derroche en las empresas controladas por el Estado. "La media europea y no el cielo, es ahora el límite", ironiza sobre la voluntad del ministro de Fomento, José Blanco, de reducir los sueldos de los controladores para, a continuación, recordar que aunque "Zapatero no lo dice, con esta decisión está reproduciendo la épica confrontación que Reagan tuvo con los controladores en 1981 y que se saldó con el despido de 11.000 trabajadores".

"El hecho de que vaya a permitir la entrada a profesionales extranjeros y abrir el control aéreo a las empresas privadas reducirá costes y, al mismo tiempo, llevará al colectivo a pensárselo dos veces antes de repetir la huelga encubierta que causó retrasos masivos durante las pasadas navidades", augura el editorial. Sus sueldos millonarios, explica el diario, "son un síntoma de los graves problemas que durante demasiado tiempo han afectado a la economía española" y que, en su opinión, en grandes rasgos se resumen en una excesiva regulación y una normativa laboral muy rígida. Tal y como pone de relieve que, en el caso de los controladores, sus sueldos vienen de un convenio firmado en 1999 que les dio plena autonomía sobre sus salarios. De entonces hasta hoy, recuerdan, estos se han triplicado.

Por este motivo, concluye la nota, "si España quiere sacar a su economía de la crisis y evitar la equiparación con Grecia a los ojos de los inversores de los mercados de bonos, tendrá que recortar las alas a unos cuantos más sindicatos".