Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Méndez descarta una huelga general pese a que la economía está en "un escenario muy grave"

UGT y CC OO apuestan por seguir trabajando desde el diálogo para solucionar el paro y crear empleo

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha admitido que la economía española está en un "escenario muy grave", pero ha aclarado que no desea convocar una huelga general porque lo más importante ahora es resolver los problemas que afectan a la sociedad, como el paro. La huelga general, ha matizado Méndez, sólo se puede producir en un contexto de confrontación general que ha deseado que no se llegue a producir, aunque ha advertido de que impedirán medidas que agraven la situación de los trabajadores.

En una entrevista concedida a RNE, en la que también intervino el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, el líder de UGT ha señalado que los sindicatos "han puesto toda la carne en el asador" para salir de la crisis y ha agregado que en todo caso van hacer todo lo posible para que ésta "no recaiga más sobre los trabajadores". En este punto, ambas centrales reclamaron ayer al Gobierno que vuelva a aplazar su proyecto de reforma laboral, o al menos evite propuestas concretas que puedan condicionar las posteriores negociaciones en la mesa tripartita del diálogo social.

Méndez ha defendido que "la paz social es un bien a preservar por todos", lo que también incumbe a la patronal y al Gobierno, al que ha acusado de haber hecho anuncios que han creado una alarma social innecesaria porque ha puesto en cuestión la viabilidad del sistema de pensiones.

Toxo, por su parte, ha abordado la posibilidad de una huelga general señalando que "es una cosa muy seria", y ha coincidido con Méndez en que lo más importante es intentar revolver los problemas de la economía española, "que están impidiendo que se genere empleo" antes de optar por medidas de más presión. Para empezar, CC OO ya ha convocado manifestaciones en las principales capitales de provincia para final de mes con el objetivo de protestar contra la reforma de las pensiones.