Crisis económica

Bruselas confirma que España no volverá a crecer hasta 2011

Almunia prioriza la reducción del déficit y afirma que la subida de impuestos es "lógica" y "necesaria"

La velocidad de salida de la crisis de los países de la zonaeuro depende, en opinión de Bruselas, de dos factores esenciales: la situación del mercado laboral en cada uno de ellos y el peso del sector de la construcción en sus respectivas economías. Aspectos con los que España cumple a la perfección. Por este motivo, la Comisión Europea, en sus previsiones de otoño hechas públicas este martes, se reafirma en la teoría de que la economía española, aunque en 2009 registrará una menor contracción que la media europea, está en el furgón de cola de la recuperación y no volverá a terreno positivo hasta 2011.

Es decir, un año más tarde que sus vecinos y con dos importantes lastres: la tasa de paro más alta de toda la UE y un déficit público que no bajará del 9% durante los próximos tres años.

La Comisión Europea calcula que la deuda pública repuntará hasta niveles desconocidos sobre el 74% del PIB
Solo Letonia, Lituania y Bulgaria tardarán tanto en recuperarse como España
Más información
Bruselas empeora las previsiones de España frente a la mejora de Alemania y Francia
Funcas rebaja un 30% el ingreso por la subida de impuestos
El empleo tira a la baja de la confianza de los consumidores

Según Bruselas, la economía española se contraerá un 3,7% este año y otro 0,8% en 2010, seguida de una "moderada recuperación" del 1% en 2011, año en el que el paro alcanzará el 20,5% de la población activa. Además, mientras que la UE y la eurozona -así como -Francia, Alemania e Italia- ya han salido de la recesión con crecimientos intertrimestrales positivos, en España la vuelta al crecimiento positivo se retrasará un año, hasta el tercer trimestre de 2010. Solo Letonia, Lituania y Bulgaria tardarán tanto en recuperarse. Frente a estas proyecciones, el Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero augura una contracción del 3,6% este año y del 0,3% para el siguiente.

La tasa de paro más alta de la UE

La contracción de la actividad económica provocará que el paro en España siga aumentando hasta situarse en el 17,9% de la población activa este año, el 20% en 2010 y el 20,5% en 2011, la tasa más alta de toda la UE que además duplica la media comunitaria. El déficit público se disparará hasta el 11,2% del PIB este año y se mantendrá en torno al 10% en 2010 debido a la caída de los ingresos fiscales, al aumento de las prestaciones por desempleo y a las medidas anticrisis, mientras que la deuda aumentará del 39,7% en 2008 hasta el 74% en 2011. "Hay un riesgo de que se debilite la sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas", ha resaltado el Ejecutivo comunitario. Además, será difícil que España cumpla con los pronósticos de Bruselas de iniciar ya en 2011 la consolidación fiscal para volver al límite del 3% en 2012, una rebaja de más de seis puntos porcentuales que el Gobierno debe explicar aún en el Congreso cómo quiere llevarla a cabo.

Sobre los planes de estímulo, el comisario de economía de la UE, Joaquín Almunia, ha anunciado que propondrá la próxima semana a los ministros del ramo de los países miembros la retirada de los estímulos a la economía en 2011. Aunque en este punto España lleva algún adelanto con la subida de impuestos que estará del todo implementada en junio de 2010.

Riesgos a la baja

La Comisión alerta además de que existen riesgos a la baja para estas previsiones. En particular, Bruselas destaca que "algunas de las recientes medidas fiscales anunciadas en la ley de presupuestos de 2010, como la eliminación de devoluciones fiscales (en referencia a los 400 euros) y los incrementos del IVA, pueden tener también un impacto negativo en el consumo privado", que aporta más de la mitad el PIB español. Además, "un incremento en los impagos de hipotecas podría poner en riesgo la corrección de las balanzas de los bancos muy expuestos al sector de la construcción, lo que podría tener un impacto negativo en la economía real".

Sin embargo, el Ejecutivo económico no ve con malos ojos el incremento del IVA ya que, según ha destacado Almunia, la subida de impuestos es "lógica" y "necesaria" para frenar el aumento del déficit y de la deuda a pesar de un posible impacto a la baja en el consumo. "Que una subida de impuestos sobre el consumo puede repercutir sobre el consumo no es descubrir el Mediterráneo, es una cuestión obvia", ha resumido. Para Bruselas, más vale enfrentarse a un eventual recorte del crecimiento que al déficit ya que recurrir a la deuda se traducirá en un aumento de los tipos de interés y una reducción de la liquidez disponible en los mercados de bonos o de deuda que será perjudicial a medio y largo plazo.

El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, ha afirmado hoy que la subida de impuestos en España prevista en los presupuestos de 2010 es "lógica" y "necesaria" para frenar el aumento del déficit y de la deuda, aunque ha admitido que puede tener un impacto negativo sobre el consumo privado y amenazar así la recuperación.AGENCIA ATLASundefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS