Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Evolución de los precios

Los precios suman tres meses a la baja por primera vez desde 1997

Salgado atribuye la caída al petróleo y descarta que la economía vaya a entrar en deflación

La tasa española de inflación armonizada -medida de igual forma en todos los países de la zona euro- se situó en mayo en el -0,8%, seis décimas por debajo de la de abril, es decir, el tercer registro negativo interanual consecutivo de la historia de este indicador que comenzó a elaborarse en 1997. Así lo refleja el dato adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) difundido hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que, de coincidir con la inflación general (IPC), también supondría la tercera caída de precios, pero en este caso desde hace 47 años, desde 1962, primer año del que se tienen datos homologables.

Hasta que se conozcan los datos definitivos, el 10 de junio, es de prever que la caída de la tasa de la inflación se deba, principalmente, al continuo abaratamiento del petróleo. Así, en mayo del pasado año el precio del barril de Brent se situaba en 124,68 dólares, más del doble de los 57,87 dólares de este mes, de ahí el fuerte efecto que tiene sobre la tasa interanual.

La ministra de Economía, Elena Salgado, ha asegurado en una entrevista esta mañana a la Cadena SER, que la economía española no entrará en deflación y que la cifra está "dentro de lo previsto". Para la ministra, estos datos "no suponen un peligro real de deflación" y ha asegurado que si se descontase el efecto del petróleo y los alimentos frescos, la tasa de inflación sería positiva. En cualquier caso, el Gobierno mantiene su previsión de caídas de precios hasta finales de año.

La tasa española de inflación armonizada (IPCA) cayó el 0,1% en marzo, lo que supuso el primer descenso de precios interanual de la historia de este indicador, que comenzó a elaborarse en 1997 y que apareciese entonces el fantasma de la deflación, la consecuencia de la crisis más temida por analistas, expertos e inversores. En abril, la situación continuó por el mismo camino y los precios sumaron dos veces a la baja por primera vez en la historia.