Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

El Ibex sufre la peor semana de su historia

El selectivo español se deja un 9,14% y está por debajo de los 9.000 puntos en la peor semana de su historia.- Las pérdidas acumuladas en 2008 ascienden al 40,7%.- El CAC-40 parisino, también está en sus peores registros.- Wall Street cierra con un descenso del 1,49%

El Ibex 35 ha sufrido la peor caída de su historia y se deja un 9,14% para quedarse en 8.997,70 puntos. Las pérdidas del selectivo español se unen a las del resto de Europa y a una jornada muy volátil en Wall Street, donde el Dow Jones ha llegado a perder algo más del 8% nada más empezar la sesión para estabilizarse después en torno al -3%. A la hora del cierre del Ibex, el principal índice de la bolsa de Nueva York se dejaba un 3,79%, resultado que se ha quedado en un 1,49% de pérdidas y una bajada de 128 puntos en el momento del cierre. Estos datos convierten este viernes en el séptimo día consecutivo en rojo de la Bolsa de Nueva York y la sitúan en la peor semana de su historia.

A menos de tres meses de su máximo histórico, el barril de petróleo cuesta hoy poco más de la mitad que en julio

El índice de industriales de Wall Street ha perdido un 17% de su valor en cuatro días: Lunes (3,58%), martes (5,11%), miércoles (2%) y jueves(7,33%). Con el cierre de hoy en negativo (con pérdidas del 1,49%) ha completado la peor semana de su historia. En la crisis de 1987 la bolsa neoyorkina perdió un 13,17%.

El Ibex también ha protagonizado su peor semana y ha perdido en cinco días el 21% de su valor. Las pérdidas acumuladas en 2008 ascienden al 40,7%. Para tener en cuenta la magnitud de la caída se puede señalar que sólo en siete ocasiones el selectivo español y sus antecesores (el Ibex existe desde 1992) había caído por encima del 7%. La segunda peor caída se dio el 21 de enero, cuando perdió un 7,54%.

Entre los grandes valores del mercado, Santander terminó la jornada con un retroceso del 11,94%; Telefónica, del 9,10%; BBVA del 11,37%; Repsol YPF, del 4,78%, e Iberdrola, del 10,57%, aunque el valor que más ha perdido ha sido Iberdrola Renovables con un 15,66%.

Fuertes pérdidas en toda Europa

Las bolsas de toda Europa se han sumado a las pérdidas, aunque más moderadas que en la bolsa española, en un día marcado por el descalabro de Wall Street de ayer y la incertidumbre sobre la recesión global y la eficacia de las medidas que están adoptando gobiernos e instituciones de todo el mundo.

Así, el CAC-40 parisino se ha dejado un 7,73%, para completar la peor semana en sus 20 años de historia con el 22,16% de pérdida acumulada. Por su parte, el MIB de Milán el 7,14%, el DAX de Francfort el 7,01% y el colectivo Eurostoxx 50 un 7,88%. El FTSE londinense ha caído casi un 8%. El Euro First se ha dejado un 22%.

En este clima de inquietud, la bolsa de Sao Paulo ha suspendido de nuevo su cotización a media jornada, cuando perdía algo más del 10%. La reanudación de la sesión ha dejado su índice en torno al -6%, para completar la peor semana desde 1999, en consonancia con la mayoría de los llamados 'mercados emergentes' que están sufriendo una de los peores momentos de su historia.

Después de semanas con los valores financieros al frente de los números rojos, el pánico ha llegado ya a todos los sectores. Además, un factor que en su día condicionaba la evolución de los índices, el precio del petróleo, hoy no ha podido hacer nada por frenar el pánico a pesar de ceder cuatro dólares y situarse en torno a 76 dólares por barril. Poco más de la mitad que costaba a mediados de julio, cuando marcó su récord histórico en 146 dólares. Por su parte, el precio del crudo de Texas bajó hoy un 10,3% y cerró en 77,70 dólares en Nueva York, el nivel más bajo desde septiembre de 2007.

Bush pide calma

La batería de medidas adoptadas esta última semana para atajar la falta de liquidez y reactivar el mercado han pasado de puntillas por el mercado, donde las previsiones que auguran una recesión de la economía internacional pesan más en el ánimo de los inversores. Ante este panorama, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha convocado de urgencia hoy en Washington a los líderes del G-7 (los países más industrializados del mundo) para analizar las turbulencias que están hundiendo las bolsas y estudiar posibles respuestas. En una rueda de prensa posterior, Bush ha pedido calma a todos los agentes del mercado y ha asegurado que perseguirá a quienes realicen "movimientos especulativos" a costa de la crisis.

La palabra más oída en boca de analistas a la hora de intentar explicar lo que ha pasado esta semana está siendo pánico. "Esto es el pánico total, no se puede decir de otra manera", aseguraba un experto en Nueva York. "Las tensiones de crédito continúan, se reproducen las malas noticias industriales y lasinquietudes sobre la economía internacional aumentan", resume.

Durante la pasada madrugada, hora peninsular, la Bolsa de Tokio cerró con su peor caída en 21 años tras depreciarse un 9,62%, o 881,06 puntos, y situarse en 8.276,43 unidades. Sus índices se han desplomado a cifras históricas, pero es que en el parqué tokiota no se recuerda haber perdido más del 20% en apenas dos jornadas desde su creación en 1950. Desde sus máximos alcanzados en julio de 2007, justo un mes antes del estallido de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos, su principal índice, el Nikkei, se ha depreciado un 55%.

Rusia inyecta 63.000 millones al mercado

La Duma, Cámara Baja de Rusia, ha aprobado hoy dos paquetes contra la crisis por valor de 63.000 millones de euros. A través de estas medidas, el Estado pondrá a disposición de entidades y compañías 37.000 millones de euros provenientes de fondos públicos para superar las dificultades de refinanciación de su deuda pública, así como 24.500 millones de euros en créditos a los principales bancos del país para que reactiven los créditos a sus clientes.

A pesar de estas medidas, la Bolsa de Rusia ha vuelto a suspender las cotizaciones y ha aplazado su apertura ante el desplome que auguraban los índices futuros por enésima vez en las últimas semanas.

Más información