Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los líderes de la Eurozona se reúnen el domingo para buscar soluciones a la crisis

El objetivo de dicha reunión, según ha explicado Zapatero, sería "articular una acción coordinada y fuerte de todos los países que pertenecemos a la zona euro"

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Eurozona se reunirán este domingo en París para abordar la crisis financiera mundial, según han anunciado este viernes los ministros de Exteriores de España e Italia, Miguel Angel Moratinos y Franco Frattini, confirmando que sus respectivos presidentes, José Luis Rodríguez Zapatero y Silvio Berluconi, asistirán a la misma. Los dos ministros confirmaron así lo que ya había adelantado poco antes Berlusconi, si bien no pudieron dar más detalles del encuentro.

El primer ministro italiano había anunciado la "posibilidad" de un encuentro de los dirigentes de la UE en la capital francesa. Precisamente, Zapatero había indicado este mediodía que había pedido a Sarkozy, durante el encuentro que ambos mantuvieron en el Elíseo, en París, la convocatoria de "reunión urgente" de los jefes de Estado y de Gobierno del Eurogrupo. El objetivo de dicha reunión, según ha explicado Zapatero, sería "articular una acción coordinada y fuerte de todos los países que pertenecemos a la zona euro". El presidente francés le ha garantizado una respuesta unitaria de los gobiernos.

"Hemos querido demostrar que nuestros relojes apuntan en la misma hora y en la misma dirección", ha afirmado Sarkozy en la rueda de prensa conjunta tras la reunión celebrada en París. Zapatero ha insistido en su convencimiento de que la crisis se superará con un esfuerzo conjunto. "Esta situación la resolveremos, pero es imprescindible la coordinación". Sarkozy ha precisado que hay que establecer más contactos entre los líderes europeos antes de convocar la reunión.

El FMI llama a la cooperación internacional

Al margen de este posible encuentro, los ministros de Economía del G7, formado por EE UU, Canadá, Japón, Reino Unido, Italia, Francia y Alemania- se han reunido en Washington, en el encuentro semestral que celebran de modo paralelo a las asambleas del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, ha insistido en la capital estadounidense en que es necesaria "una acción coordinada" de todos los países. Asimismo, el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, ha subrayado que es urgente "un alto nivel de cooperación internacional" para hacer frente a la crisis de confianza en los mercados globales. "El sector privado no puede restaurar la confianza por sí solo, las políticas macroeconómicas de los gobiernos no restaurarán la confianza por si solos, las medidas graduales en los mercados no restaurarán la confianza", ha afirmado el responsable del FMI.

Rusia ha respaldado la propuesta de Sarkozy de celebrar una reunión extraordinaria del G8, los países más industrializados, para superar la crisis financiera. Por su parte, el primer ministro japonés, Taro Aso, ha apoyado la convocaría de una cumbre urgente del G8 si los ministros de Finanzas del G7, que no incluye a Rusia, no llegan a alcanzar hoy en Washington un acuerdo para afrontar la crisis.