Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alitalia acusa con un desplome bursátil del 12,5% las dudas sobre su supervivencia

Milán tuvo que suspender la negociación de sus títulos durante la jornada, cuando recortaban un 15%

Las acciones de Alitalia en la Bolsa de Milán fueron suspendidas a primera hora de la tarde de hoy, martes, por bajar el máximo permitido, ya que durante la sesión se habían depreciado más del 15%. Regresaron al parqué pasadas las 14.00 (hora española) con fuertes caídas, que al cierre ascendían al 12,5% mientras sus obligaciones convertibles se mantenían suspendidas por exceso de depreciación.

Un 15% a la baja es el límite que establece la normativa bursátil para proceder a la suspensión de la negociación de los valores. En el caso concreto de Alitalia, la caída de hoy es una muestra del pesimismo que rodea a los inversores acerca del futuro de la compañía. Cuando las acciones fueron suspendidas, su valor estaba por debajo de los 0,20 euros, después de que en los días precedentes ya se hayan producido descensos. Hasta ese momento se habían negociado 87,2 millones de acciones, equivalentes al 2,25% del capital de la aerolínea, en la que el Estado controla el 62%, mientras el resto está en manos de empleados o pequeños inversores.

El bajón se consumaba a raíz de que llegasen al mercado unas declaraciones del ministro italiano de Industria, Antonio Marzano en las que aseguraba que "si no se actúa corremos el riesgo de llegar a la liquidación" de Alitalia.

Mientras tanto, las negociaciones entre el Gobierno, la dirección y los sindicatos de la aerolínea prosiguen en medio del pesimismo por su grave crisis económica. Con pérdidas de 250 millones de euros en los primeros cuatro meses de este año y una liquidez de 200 millones de euros, en las condiciones actuales Alitalia sólo podría "sobrevivir" hasta el próximo septiembre, según advirtió anoche el Consejo de Administración de la aerolínea. Éste se reunirá el próximo jueves para estudiar la situación derivada de las conversaciones y aprobar los resultados de 2003, que se saldaron con pérdidas de 375 millones de euros.

El Consejo de Ministros, por su parte, tiene previsto aprobar el próximo viernes un decreto que contendría ayudas financieras y fiscales para todo el sector aéreo.