Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro municipios se querellan contra un exsocio de Urdangarin por malversación

La mancomunidad del Tenes le acusa de apropiarse de medio millón de euros

La mancomunidad de la Vall del Tenes se ha querellado contra un exsocio de Iñaki Urdangarin, con el que llegó a compartir cuatro empresas, por defraudar, presuntamente, medio millón de euros. Los cuatro municipios que forman la entidad -Bigues i Riells, Santa Eulàlia de Ronçana, Lliçà d'Amunt y Lliçà de Vall- consideran que Francisco Delgado Ruiz se apropió de esa cantidad durante los años en que fue gerente de la organización. La querella, que fue presentada el lunes 16 de enero, tiene más de 1.000 folios, entre el escrito de acusación y la pruebas que se presentan en su contra.

Delgado utilizó, supuestamente, al menos tres de las empresas que compartía con el duque de Palma y Miguel Tejeiro, ambos imputados en un caso de malversación de fondos cuando estaban al frente del instituto Nóos, para desviar capital de la mancomunidad, según fuentes judiciales. Delgado era administrador único de las tres empresas cuando, presuntamente, defraudó el dinero. Esas compañías siguen compartiendo sede social (calle de Balmes, 224, de Barcelona) con las de Urdangarin.

Delgado dirigió cuatro años la entidad en la que los cuatro Ayuntamientos comparten servicios y equipamientos. El caso se encuentra en los juzgados de Granollers, según avanzó El 9 Nou.

La querella se basa en la documentación contable. "Hay apoyo de transferencias bancarias", aseguran esas mismas fuentes, que indican que Delgado ha ingresado dinero de la mancomunidad en "cuentas de unas sociedades de las que, o bien era administrador único, o bien figuraba con su esposa". Este diario ha tratado, reiteradamente, de obtener la versión de Delgado, sin éxito.

El mecanismo que presuntamente utilizaba el denunciado se basaba en la creación de facturas falsas, en la duplicación de facturas o en inflarlas, siempre según esas fuentes. En algunos casos, sin embargo, el dinero se había cargado de forma correcta a empresas de Delgado. En otras ocasiones, se pagaba por un trabajo que sí se había asignado, pero que nunca se realizó.

De ser así, el método coincide con el que presuntamente utilizó Urdangarin, junto con Diego Torres y el cuñado de este, Miguel Tejeiro, para malversar fondos y desviarlos a través del instituto Nóos. Además, se da la circunstancia de que Delgado, igual que Torres y Urdangarin, está vinculado a la escuela de negocios ESADE (Tejeiro enseñaba en IESE). En su perfil público en redes sociales, Delgado asegura que es profesor asociado de la escuela. Pero un portavoz matizó que es profesor colaborador, es decir, da algunas clases ocasionalmente. El año pasado, Delgado no impartió ninguna materia en ESADE. En 2010, únicamente dio siete horas de clase.

"Hemos constatado incluso cambios de cuenta, de la cuenta de la mancomunidad a las cuentas de sus propias empresas", continúan esas fuentes judiciales. Además de la documentación en papel, la agrupación ha aportado a la causa cinco disquetes con todo el material que atañe a sus años de gestión (de 2007 a 2011). "Incluye balances y libros de la mancomunidad", detallan.

Delgado asumió su cargo como gerente de la mancomunidad de la Vall del Tenes en 2007. Los documentos aportados por los querellantes recogen que ya entonces Delgado hizo dos transferencias a sus cuentas personales. "Creemos que fue una prueba para ver si podía o si no podía", explican. Las dividió en dos pagos: de 10.500 euros y de 900 euros. Llevaba cuatro meses en su puesto.

Las sospechas sobre la gestión de Delgado surgieron a medida que crecían los gastos de la mancomunidad. "Cada vez pedían más dinero. Estaba todo disparado", aseguran. Hasta que llegó una queja de una empresa de servicios, ya que constaba que había facturado una cantidad de dinero que, según contaron, nunca cargaron a la entidad. En ese punto arrancó la investigación para llegar al fondo del asunto. Según sus cálculos, son más de 520.000 euros. En octubre del año pasado, Delgado renunció a su cargo. Los denunciantes piden medidas cautelares contra el exgerente para evitar que huya en caso de que sea imputado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de enero de 2012