Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat aplaza dos meses la venta de edificios del ICF

La Generalitat quería cerrar la venta de parte de su patrimonio inmueble y de los edificios hasta ahora en manos de ICF Equipaments antes de que acabara 2011. No lo consiguió, y en este ejercicio tendrá que tener paciencia. El Gobierno aplaza la operación de los inmuebles de ICF Equipaments, en su mayoría colegios o comisarias, hasta el 1 de marzo. El concurso que se había convocado y que terminaba en diciembre de 2011 quedará declarado desierto y se abrirá el nuevo plazo. Según la versión oficial, para dar más tiempo a los compradores interesados para que preparen los requisitos mínimos exigidos.

Un portavoz del Departamento de Economía explicaba que había "varios interesados", pero por cuestiones técnicas y falta de tiempo no han podido reunir todo lo exigido. En concreto, según explicó ayer Economía, algunos interesados no habían tenido tiempo de cerrar el aval financiero, que era imprescindible para participar en el concurso (una comfort letter) y que ascendía a 450 millones de euros. Según las cláusulas del concurso, las empresas deberán ofrecer al menos 49 millones de euros por el 51% de las participaciones y, además, tendrán que asumir y amortizar anticipadamente una deuda de 350 millones de euros que la sociedad tiene contraída con la Generalitat y el Instituto Catalán de Finanzas (ICF).

Más ventas pendientes

La Generalitat quiere cerrar en marzo la venta de hasta el 90% de las participaciones de ICF Equipaments. Este organismo fue creado en 2004 por el tripartito como una filial del ICF para financiar edificios de servicios sin que computase como deuda pública. Ahora, si no vende parte de los bienes, corre el riesgo de tener que consolidar su abultada deuda en las cuentas de la Generalitat. Pero la de ICF Equipaments no es la única operación abierta. Todavía tiene pendiente dar salida a un lote de 26 edificios, en su mayoría ocupados por departamentos y otros organismos, que seguirían como inquilinos tras la venta. El único comprador que ha trascendido es el fondo británico Moor Park Capital Partners. El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, tenía mucho interés en cerrar la venta antes de final de 2011, pero es probable que no se culmine al menos hasta finales de enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de enero de 2012